Sobisch asegura, mediante la reforma, la concesión directa a CALF



NEUQUEN (AN).- Jorge Sobisch se definió como “el hombre más poderoso” de la provincia en una reunión que mantuvo con empleados de la cooperativa CALF, y les dijo que tiene los votos necesarios en la Legislatura para reformar la Constitución e incorporar la adjudicación directa de servicios públicos a cooperativas y entes del Estado.

El gobernador, que no podrá votar en las elecciones del domingo porque no figura en los padrones de CALF ya que tendría una exigua deuda, reunió el martes a la noche a unos 60 empleados de la cooperativa en la sede del gremio de los Petroleros Privados, conducido por un hombre de su partido, el ex felipista Guillermo Pereyra.

La reunión se llevó a cabo sin periodistas porque los empleados que se animaron a concurrir a la reunión lo hicieron con algunos temores y no querían ni cámaras fotográficas ni filmadoras. Tan fuerte fue el reclamo de los empleados, que los periodistas de gobernación, que fueron enviados al lugar por su jefe, Juan Sandoval -vocero de prensa de CALF en la gestión de Osvaldo Bonvín- debieron retirarse del salón, según dijeron a “Río Negro” fuentes confiables.

No fue la de Sobisch una convocatoria excepcional ya que sólo participaron 60 de los 400 empleados que tiene la cooperativa. Sin embargo, el gobernador utilizó la tribuna para hablar de la reforma constitucional, de su interés por lograr alguna inserción en la política nacional, entre otros temas ajenos a la vida de la cooperativa.

En el acto, pero en segundo plano, estuvo presente el hombre que aspira a representar al sobischismo en CALF, Marcos Silva. También fue invitado a participar del acto de Sobisch, Federico Brollo.

El candidato a conducir CALF, al igual que Pereyra en otros tiempos, estuvo vinculado al felipismo ya que estuvo a cargo de la fiscalía de Estado durante el último gobierno de Felipe Sapag.

Antonio D'Angelo, secretario general de Luz y Fuerza, el gremio que agrupa a los empleados de la cooperativa, dijo ayer, ante una consulta de este diario, que “nunca antes” un partido político se lanzó a la conquista d CALF como lo intenta ahora el MPN a través de Sobisch, con Silva como instrumento. “Es una falta de respeto a una institución como CALF”, dijo D´Angelo quien opinó que “el gobernador no puede avasallar una entidad así”. En su proyecto presidencial, al gobernador “no le interesa nada”, dijo el dirigente sindical quien destacó que desde el gremio “estamos tranquilos con los celestes” que representan al actual oficialismo.


Comentarios


Sobisch asegura, mediante la reforma, la concesión directa a CALF