“Sobisch baila en el Titanic”, afirmó Duzdevich

Primera crítica al gobernador electo desde el bloque del PJ, un estamento considerado clave para la futura política oficial



NEUQUEN – “Sobisch está bailando en el Titanic porque mientras se vive una situación sumamente peligrosa de las finanzas, no se observa que se esté activando una transición ni una concertación”. La frase, pronunciada ayer por el diputado electo Aldo Duzdevich, se transformó en la primera crítica contra el gobierno electo del MPN que se realiza desde el futuro bloque peronista.

Duzdevich rompió el silencio que se habían impuesto los seis peronistas que formarán parte del futuro bloque de diputados provinciales. Y lo hizo para recordarle al próximo gobierno que, sin acuerdos legislativos, no podrá sancionar las leyes que necesite.

El MPN tendrá desde diciembre 16 diputados, dos menos que la mayoría y tres menos que el quórum propio. La Alianza será el bloque opositor más poderoso, con 13 integrantes.

Pero Duzdevich aseguró que los cinco legisladores del MPN de la felipista lista Roja formarán un bloque aparte. “El sobischismo -concluyó- quedará como la segunda minoría, con once diputados, detrás de la Alianza”.

Constantino Mesplatere, actual secretario de la Legislatura y futuro representante felipista en el cuerpo, confirmó que los cinco de su línea pedirán estar juntos en el recinto.

“Mientras esté don Felipe, soy felipista y esa es la opinión de los cinco”, precisó.

Hasta ahora, el sobischismo no convocó a los diputados electos del felipismo a pautar las reglas de entendimiento para el próximo período y tampoco se reunió con la Alianza o el PJ para analizar la convivencia. Así lo dijeron en reiteradas oportunidades Felipe “Pipe” Sapag -ex precandidato rojo-, Raúl Radonich y Ricardo Villar -de la Alianza-, y ahora Duzdevich.

“Sobisch está en un letargo y parece que siguiera festejando el triunfo del 26 de septiembre”, opinó el peronista.

Para imponer sus criterios en la futura Cámara el sobischismo precisa aliados más allá de su propio partido y apuesta más al PJ que a la Alianza. Sin embargo, “hasta ahora no hubo contactos oficiales ni extraoficiales”, dijo, extrañado, Duzdevich.

Mientras el Titanic se hunde “Sobisch está bailando”, criticó el justicialista. Para llegar a esta conclusión tuvo en cuenta que “hay en la provincia una situación sumamente peligrosa para las cuentas públicas y no se avizora que el equipo de gobierno del sobischismo esté preocupado y actuando por una transición”.

“Lo de Sobisch contrasta con lo de (Fernando) de la Rúa, al que vemos ocupándose del presupuesto nacional, yendo al Senado, hablando con la oposición y visitando al presidente Menem”, añadió Duzdevich.

Aunque son aliados en el menemismo neuquino, Duzdevich criticó a la diputada nacional Norma Miralles y su campaña por el regreso de Menem a la presidencia, en el 2003.


Comentarios


"Sobisch baila en el Titanic", afirmó Duzdevich