Sobisch busca un salvataje para la PIAP

Comienza la segunda etapa de la gira del gobernador. La comitiva estará en Canadá. Salen a buscar compradores para el agua pesada.



FORT WORTH, Texas (Enviado especial).- Con una inversión en ciernes -la de Hanover en una fábrica de plantas para la industria petrolera- y un “prudente avance” en las negociaciones con Pioneer Natural Resources, el gobierno en gira sigue aumentando su apuesta y comenzará hoy la etapa canadiense del viaje a América del Norte con un objetivo de máxima: convencer a la Atomic Energy Canada Limited -AECL, una empresa estatal similar a la NASA argentina- que adquiera en Arroyito el agua pesada que necesitará para los dos reactores nucleares que tiene en construcción.

Hace poco, AECL vendió dos reactores nucleares a Corea del Sur y por eso viajó Alfredo Pujante a ese país: la meta es que la Empresa Neuquina de Servicios de Ingeniería, ENSI, coloque su producción allá. En uno u otro caso, los requerimientos serán de 1.300 toneladas de agua pesada, y eso significa mantener en producción la PIAP por seis años, sólo para uno de ambos clientes.

Eso se resolverá el viernes en Ottawa y será el punto culminante de una gira donde el gobierno lleva la carga más pesada de contactos y negociaciones, con la asistencia de algunos de los intendentes y legisladores de la comitiva oficial. En la parte canadiense se incorporarán Carlos Gotlip, de ACIPAN, y Héctor Apesteguía, gerente de PIAP.

El ministro de Planificación y Control de Gestión, José Brillo, dijo que el énfasis puesto en este tramo del gobierno en la cuestión hidrocarburífera -allanada por el acuerdo con Repsol-YPF- responde a una necesidad de “aprovechar el momento y el contexto” internacional favorable para el sector, tanto en lo relativo a la explotación del gas como del crudo. Se trata, dijo, de obtener las mejores ventajas comparativas y precisamente en esa dirección apuntan las recientes negociaciones con Pioneer Natural Resources.

Respecto del diálogo con Exxon, Brillo recordó que en virtud de la adquisición de Mobil Oil, esa compañía entró automáticamente en la cuenca neuquina, puesto que su actual socia operaba en Sierra Chata, junto con Petrolera Santa Fe -la que opera El Mangrullo-. Aunque el interés de estas petroleras se focaliza en las áreas de mediana y gran escala, es necesario considerar que “algunas áreas secundarias de pequeña escala se transformaron en importantes productoras”. Y mencionó el ejemplo de El Mangrullo y de NI, que explota Pioneer.

En relación con esta empresa, las mejoras en el convenio implicarán superar el aumento de las inversiones de 50 millones de dólares anuales a 80 millones previsto en el borrador. Esos cambios producirán un impacto importante en la generación de empleo y en el crecimiento económico indirecto, afirmó el ministro.

Además de destacar con un “bastante positivo” el balance de la parte tejana de la gira, Brillo dijo que la propuesta de Hanover se vincula con el crecimiento que tendrá la actividad de Repsol-YPF. Esa empresa “es proveedora de Repsol, y había proyectado una planta en América del Sur para abastecer las necesidades de sus clientes”. Si bien se había mencionado Brasil en una primera instancia, la importancia de las actividades a desarrollar en Argentina “convencieron a los directivos” de modificar su decisión.

También mencionó los contactos con Nokia, Republic Supply y otras empresas y “la posibilidad de lograr nuevas relaciones institucionales” con la universidad Cristiana de Texas.

En Canadá, el gobierno firmará un convenio con la universidad de Alberta para reactivar el suscripto en la anterior administración de Sobisch. En la agenda de los neuquinos figuran reuniones con Nova Energy, una firma constructora de gasoductos, la empresa Canadian Hunter y la infaltable Agrium.

Esta vez, la participación de Agrium en los proyectos neuquinos se orientará a una planta de fertilizantes alternativos a la urea que producirá Profertil en Bahía Blanca -nitrato de amonio, amoníaco- asociada a la PIAP de Arroyito.

Aprovechar el instante

FORT WORTH, Texas (Enviado especial).- Jorge Sobisch iniciará la etapa canadiense de su gira con una base construida por partida doble con los resultados de los contactos en Estados Unidos y el antecedente de las gestiones institucionales iniciadas en el período 1991-1995. Si bien falló el proyecto medular de esa época -la planta de fertilizantes- a causa de la virulenta oposición política que encontró ante las ventajas que Agrium-Cominco obtendría por la inversión, el gobernador apela a esa imagen cada vez que anuncia una nueva perspectiva.

No de otra manera se interpreta la prudencia de los anuncios en la conferencia de prensa del viernes en Dallas. Con el optimismo habitual de Sobisch, se esperaban cifras sobre generación de empleo y proyectos localizados. Incluso el convenio que tiene a la provincia y a Pioneer Natural Resources como protagonistas fue una repetición de lo anunciado meses atrás, cuando el acuerdo con Repsol todavía vestía pañales. Ahora apuesta a un reaseguro externo para sus acuerdos: la apertura de delegaciones neuquinas en Texas y en Canadá pretenderán abrochar la continuidad de su gestión en el plano institucional.

El ministro José Brillo confirmó que se trata de lograr consolidar los principales argumentos de la apuesta al desarrollo: hidrocarburos, petroquímica, fruticultura, horticultura y turismo.

En el gabinete no habrá un superministro

FORT WORTH, Texas (Enviado especial).- “El gobernador no quiere un superministro, no le sirve”, dijo, enfático, José Brillo, que será jefe de Gabinete si la Legislatura aprueba la reforma de la estructura ministerial propuesta por Jorge Sobisch.

En el bar del Renaissance Forthington Hotel, mientras la mañana castigaba, inclemente, a los veteranos de guerra -al menos de todas las guerras desde Corea- estadounidenses que hacían su desfile de autohomenaje en medio de gritos, vítores, bombardas y algunos cantos, Brillo rechazó que el rediseño del gabinete signifique desequilibrios entre los ministros.

Se trata de “llevar la discusión de los temas estratégicos” con una coordinación distinta a la actual.

Brillo, actual titular de la cartera de Planificación, puso como ejemplo la discusión sobre los sistemas informáticos que utiliza la provincia -con al menos seis “grandes usuarios” visibles de diferentes organismos-.

El acceso a la información y a los cambios que deben formalizarse es indispensable. Otro ejemplo es la rebaja tarifaria de la electricidad, que involucra al EPEN y a Hacienda, pero también a Ingresos Públicos y a Producción. En ese caso, la formulación de la disminución debe concertarse, consideró Brillo.

Con educación ocurre otro tanto, ya que se trata de un área que atañe a varios sectores de la administración; y también con el sector de empresas públicas.

En consecuencia, las “unidades operativas en temas estratégicos” servirán para elaborar nuevas estrategias y “eliminar los compartimientos estancos en los ministerios y estructuras” gubernamentales.


Comentarios


Sobisch busca un salvataje para la PIAP