Sobisch encolumnó al MPN en la pelea por el crudo

El gobernador subió la apuesta del proyecto de ley de hidrocarburos. La asoció con su estrategia de manejo de los recursos. Criticó a los opositores en la provincia y en la Nación.

NEUQUEN (AN).- El gobernador y presidente del MPN, Jorge Sobisch, congregó anoche a los altos mandos del partido para plantearles la estrategia de embanderar a la provincia en una lucha contra la Nación para recuperar el dominio de los hidrocarburos y las concesiones en operación en la provincia. Y con tono firme ordenó estrechar filas para defender con uñas y dientes el proyecto de ley de hidrocarburos que presentó en la Legislatura, y ganarle la pulseada los funcionarios nacionales que le bajaron el pulgar a la propuesta.

El mandatario cerró anoche después de las 21, en el local de la junta de gobierno partidaria, la primera reunión del año de la mesa directiva de la Convención del MPN, el máximo órgano partidario, que tiene en un puño.

Durante su exposición, enfatizó que el principal objetivo es ganarle la pulseada a los detractores de la iniciativa en referencia a los funcionarios nacionales que desestimaron la propuesta.

Cuestionó a los políticos que critican la postura del gobierno cuando sostienen que "Neuquén es egoísta porque no comparte sus riquezas". "No, no somos egoístas, porque estamos defendiendo el 50% de las reservas gasíferas del país", subrayó ante los convencionales y miembros de la Junta de Gobierno que seguían con marcial atención el discurso.

Recordó que la provincia pierde 400 millones de pesos por año a raíz del congelamiento del precio del gas en boca de pozo, tras la decisión del gobierno nacional de devaluar la moneda nacional en 2002. Desde ese momento, el precio del gas en boca de pozo está pesificado y se comercializa en unos 0,50 dólares el millón de BTU.

"¿Por qué la provincia de Neuquén tiene que regalar 400 millones de pesos?", cuestionó el mandatario neuquino. Recalcó que la provincia está dispuesta a continuar subsidiando el gas domiciliario que representa el 30 o 40% del consumo total del país. Ese porcentaje equivale a unos 120 millones de pesos que aporta la provincia. "Nosotros estamos dispuestos a hacerlo, pero por qué nosotros solos, por qué el gobierno nacional no pone 60 millones y subvencionamos juntos", exigió.

La provincia no tiene por qué pagarle el gas a "Amalita Fortabat" a los lujosos hoteles de la provincia de Buenos Aires, dijo. "¡Que alguien me lo explique!", agregó. Y remató: "¿Qué discursos tenemos en la Argentina?

¿Que tenemos que subvencionar a estos centros que venden sus productos en dólares y resignar el desarrollo de la Patagonia? Lo único que falta es que la propuesta (de ley) sea un pecado".

Según Sobisch, "si no tuviéramos regalías seríamos más pobres que las provincias más pobres de la Argentina. Así que vamos a defender nuestros recursos. Porque esto no es una decisión antojadiza, se trata de una cuestión de supervivencia".

Destacó que el modelo aplicado en la provincia se sostiene en el éxito del sistema de salud, educación y la seguridad. Es más, afirmó que en la provincia no existe el clientelismo político. "¿Dónde está el clientelismo político? -interrogó- No existe el clientelismo político en la provincia de Neuquén. Es una verdadera mentira porque todos entran por concurso" en el Estado.

A todo esto, la mesa directiva de la Convención resolvió modificar un artículo de la Carta Orgánica del MPN relacionados con el mecanismo para expulsar a los afiliados por inconducta partidaria, cuando integren "listas de candidatos de otros partidos políticos y o alianzas sin autorización de la Convención.


Comentarios


Sobisch encolumnó al MPN en la pelea por el crudo