Sobisch enfrenta a Kirchner con la obra pública

El mandatario neuquino deploró que no se descuente el IVA en la obra del Trasandino.





ZAPALA (AZ).-El gobernador Jorge Sobisch volvió a enfrentar ayer al presidente Néstor Kirchner, y esta vez la excusa fue la obra pública. En efecto, criticó la decisión del gobierno nacional de no descontar el impuesto al valor agregado en la obra del Ferrocarril Trasandino del Sur aunque "no hace lo mismo con los empresarios amigos del Presidente que construyen gasoductos".

El mandatario provincial recordó que la obra ferroviaria "la pagan todos los neuquinos" y es por ese motivo que ratificó su voluntad de continuarla. Además, reiteró el anuncio de mayo pasado y dijo que iniciará una demanda judicial a la Nación para que reintegre a la provincia las diferencias en la recaudación por regalías derivadas de las retenciones a las exportaciones de petróleo. Al mismo tiempo reclamó que Kirchner distribuya entre los distritos provinciales los 1.500 millones de pesos asignados por presupuesto como aportes del tesoro nacional -ATN- y que "fueron cajoneados".

"Se los robó a las provincias y voy a denunciarlo para que los devuelva" enfatizó el neuquino.

Sobisch aprovechó su visita a Zapala y Mariano Moreno donde recorrió la incipiente obra del Trasandino y entregó incentivos ganaderos para disparar munición gruesa contra la administración nacional. Las denuncias fueron formuladas durante el discurso en Mariano Moreno.

Sin embargo, Sobisch adelantó que no cambiará de parecer sobre la continuidad de la centenaria obra que pretende unir Zapala con Lonquimay: "Si creen que esto nos detendrá están muy equivocados, vamos a seguir adelante con la fortaleza que nos caracteriza".

Se refirió al envío nacional de ayuda social hacia la capital neuquina. "Mandaron televisores y colchones, dijo, pero quiero decirles que se equivocaron de provincia, acá solo necesitamos que nos dejen de robar con las retenciones petroleras y el impuesto al cheque que no coparticipan".

Sobisch desembarcó ayer al mediodía aquí para recorrer las obras del Trasandino que se iniciaron poco tiempo atrás. El emprendimiento presenta un avance de algunos kilómetros de rieles por fuera del casco urbano. "Desde 1957 que no se colocaban rieles en la Argentina y los neuquinos somos los únicos que lo estamos haciendo en este momento", enfatizó.

Sobisch calificó como un "robo" la decisión del gobierno nacional de no distribuir en su totalidad los 2.000 millones de pesos asignados dentro del presupuesto del año pasado como aportes no reintegrables.

"Les voy a hacer juicio porque sólo repartieron 500 millones y el resto se lo guardaron en una clara maniobra en contra de las provincias" argumentó el gobernador.

En su diatriba contra la administración del presidente Néstor Kirchner también se acordó de las obras comprometidas a comienzos de año en San Martín de los Andes.

"Son tan mentirosos que dentro de los 300 millones que supuestamente le entregaron a Neuquén pusieron la ruta de los Siete Lagos que debía licitarse en junio" disparó.

Además, desafió a los candidatos de la oposición y a quienes lo "descalificaron y agraviaron durante años" a denunciar el "robo que la Nación está haciendo con Neuquén".


Comentarios


Sobisch enfrenta a Kirchner con la obra pública