Sobisch envía este mes el presupuesto para el 2003

Pujante dijo que se trata de "una cifra muy cauta", pero no reveló los montos. La Legislatura aún debe aprobar los correspondientes al 2001 y al 2002.



NEUQUEN (AN)- Antes de finalizar el año, el gobierno enviará a la Legislatura el proyecto de presupuesto de 2003, anunció ayer el ministro de Hacienda, Alfredo Pujante. El funcionario no reveló la cifra de gastos e ingresos calculada para el próximo ejercicio, pero anticipó que será una propuesta “muy cauta”.

La Legislatura tiene para aprobar el presupuesto de 2001 y 2002. El proyecto de ingresos de este año superó los 1.400 millones de pesos, producto de mayores recursos en concepto de regalías de petróleo y gas. Es un presupuesto que además no contempla déficit.

Pujante dijo que el año finaliza con las finanzas equilibradas y que los recursos alcanzan para cumplir los compromisos de pago a los proveedores, a las empresas contratistas y con el pago de sueldos.

Sobre los sueldos informó que el 19 y 20 de este mes el Estado pagará el medio aguinaldo correspondiente a diciembre y los días 2 y 3 de enero los salarios de diciembre.

El ministro destacó que este año las finanzas provinciales se vieron beneficiadas por la devaluación que impactó sobre el precio del petróleo. Sin embargo, destacó que se observó una reducción en los ingresos de coparticipación federal de impuestos.

Los mayores ingresos no previstos de este año, dijo Pujante, se destinaron al pago de deuda pública. El objetivo fue “achi-car” ese costo financiero con organismos internacionales y proveedores, añadió el ministro.

Al hablar del presupuesto del año próximo, reveló que la cartera a su cargo está terminando de elaborarlo y que estará en la Legislatura antes de fin de año. “Somos cautos respecto de 2003 porque creemos que el precio internacional del petróleo irá en baja por la necesidad que tienen Estados Unidos y otros países de reactivar sus economías”, añadió Pujante.

Además de la reducción del precio del crudo, el ministro estimó también que “la inflación interna irá cerrando la brecha con la devaluación” y eso incidirá sobre los costos internos. Por eso, reiteró, “somos muy cautos para el 2003”.

Respecto del comportamiento de los intendentes durante este año, que se vieron beneficiados con mayores recursos por la coparticipación municipal, Pujante dijo que aquellas gestiones que tomaron “debidas previsiones” pudieron comenzar obras públicas, y que los que continuaron con “la inercia del gasto” tendrán dificultades.

“Hay municipios que se manejaron con mucha mesura y los que no lo hicieron quedaron a la expresión del juicio popular para las próximas elecciones”, añadió.

Respecto de la devolución del 20% de zona, un tema sobre el cual el gobernador Jorge Sobisch dijo que está dispuesto a estudiar en algún momento que no definió, Pujante fue más claro en su concepto. “¿Cómo se le explicaría que el sector público, que pasó los peores años económicos con seguridad laboral, que ahora vamos asignar mayores recursos a sueldos en vez de disponerlos para obras de infraestructura para el crecimiento?”, señaló el ministro, en lo que se interpreta como una decisión que no se tomará.

Respecto de la situación de la economía nacional, el funcionario de Hacienda dijo que las condiciones actuales no permiten alentar expectativas.

“Las tasas de interés son estrafalarias y no existen créditos para la actividad privada. Lo único que estamos haciendo es contener una caldera que levanta presión día a día”, expresó Pujante.

Dijo que el gobierno del presidente Eduardo Duhalde está “transfiriendo” el costo a la próxima gestión y opinó que actúa como si fuera una gestión “electa” y no de “transición”.

Finalmente el titular de Hacienda dijo que los argentinos “podemos sufrir una decepción con el resultado de las próximas elecciones”.


Comentarios


Sobisch envía este mes el presupuesto para el 2003