Sobisch insiste en las Fuerzas Armadas



JUNIN DE LOS ANDES (ASM).- A pocas horas de que el presidente Néstor Kirchner, según trascendió, desechara la idea de incorporar el apoyo logístico de las Fuerzas Armadas en el combate contra la delincuencia, el gobernador Jorge Sobisch insistió en esa tesis y la justificó en el hecho de que, en su opinión, las instituciones militares “ya no tienen hipótesis de conflicto exterior”.

Sobisch afirmó que no tiene ni busca distanciamientos del gobierno nacional, pero fustigó a la administración central por “carecer de gestión”. Al mismo tiempo, dijo confiar en que la hasta ahora suspendida visita del ministro de Defensa a Neuquén para firmar convenios, no sea consecuencia de una virtual represalia por sus posiciones críticas. “De ser así, sería lamentable”, dijo.

Sobisch participó ayer aquí de los actos centrales por el 47 aniversario de la Policía del Neuquén, momento que consideró propicio para abordar la crisis por la inseguridad que atraviesa el país, y que vinculó con el deterioro de las instituciones (ver nota aparte).

En ese contexto y ante una pregunta, Sobisch retomó su propuesta de involucrar a las fuerzas armadas en tareas de apoyo a la seguridad interior. El mandatario explicó que “las fuerzas armadas se crean a partir de hipótesis de conflicto exterior. Hoy no tenemos hipótesis de conflicto con Chile, con Brasil… Entonces -continuó- las fuerzas armadas obviamente no tienen un desarrollo de trabajo con horizonte cercano”.

En contraste, añadió, “sí hay una hipótesis de conflicto en nuestro país, fronteras adentro, con secuestros, narcotráfico, terrorismo… Entonces, si tenemos estos problemas tan serios en nuestro país, no podemos dejar a las fuerzas armadas ajenas a este proceso, pero siempre dentro de un plan de seguridad diseñado por las autoridades políticas”.

Tras sostener su posición de no firmar acuerdos por coparticipación que impliquen “manejos discriminatorios” de fondos, Sobisch dijo no buscar de ningún modo un distanciamiento de las autoridades nacionales, a pesar de su declarada intención de ir por la presidencia en 2007.

Sin embargo, llamó la atención sobre la suspensión de la visita del ministro de Defensa, José Pampuro, prevista para el martes y con el objeto de firmar un convenio por la devolución de 127 hectáreas en poder del Ejército.

“Espero que esto no sea una represalia (por sus observaciones críticas), pero si esto lo fuera me parece que sería equivocado”.

Nota asociada: Pulen detalles del nuevo plan de seguridad, que tiene un costado educativo  


Comentarios


Sobisch insiste en las Fuerzas Armadas