Sobisch les reprocha a sus diputados que la reforma marche lenta 

Las paritarias abrieron el debate. El bloque también “pasa facturas”. La oposición saca provecho.



 NEUQUEN (AN).- El tratamiento de las leyes de reforma del Estado dejó en evidencia las diferencias de criterios que mantienen el gobierno y su bloque de diputados a casi 50 días de la asunción. Desde el Ejecutivo lanzan reproches por el poco avance que tuvo el plan oficial en la Cámara y pidieron más presencia de la bancada en la opinión pública, pero los legisladores creen que los problemas de comunicación también los tiene el gabinete y pusieron como prueba la alta exposición de Jorge Sobisch en los medios.

Este principio de cortocircuito permanecía oculto en los despachos oficiales, pero pasaron a la faz pública cuando se conocieron las palabras del diputado Federico Brollo a favor de la habilitación de la discusión sobre la reforma en las negociaciones paritarias con el gremio estatal.

En realidad, Brollo -tercero en la sucesión gubernamental- aclaró ayer que no se refería al proyecto de nueva estructura salarial cuando habló de las paritarias con ATE sino a otra iniciativa que prepara el Ejecutivo.

La aclaración llegó tarde porque el propio gobernador ya había hablado con una radio, LU5, y no quiso opinar de lo que había dicho Brollo. “Cuando hable con él voy a poder emitir una declaración”, dijo el mandatario.

“En el gobierno están, no calientes: recalientes con nosotros”, confió a “Río Negro” una fuente del bloque oficialista.

Para recuperar el espacio perdido, ocho de los once sobischistas fueron a solidarizarse con la subsecretaria de Educación, Graciela Carrión, por la toma del edificio del CPE del día anterior, y llamaron a la prensa para hacerlo público. (ver aparte)

En el bloque del MPN saben de las críticas del gobierno por la poca participación en la opinión pública y por la “falta de muñeca” en el tratamiento de las leyes que el Ejecutivo necesita.

Sin embargo, el reproche va y viene porque los diputados también cuestionan el ostracismo del gabinete, que permite la exposición permanente del gobernador a falta de un ministro o un subsecretario que se encargue de mantener presente la posición del gobierno en los medios de comunicación.

La prueba fiel de este reproche es que fue Sobisch el que tuvo que salir a recordarle a la Alianza provincial que el gobierno nacional de su mismo signo es el que pide más ajuste.

De esta generalidad se salvó el ministro de Gobierno, Educación y Justicia, Jorge Gorosito, y el subsecretario de Energía, Ricardo Rodríguez Alvarez.

Pero el Ejecutivo provincial también está preocupado porque el tiempo pasa y no se avanza en la discusión de la reforma del Estado en la Legislatura. En tono del manejo legislativo del bloque oficialista las críticas también provienen desde dentro del bloque.

El gobernador no quiere ni oír de paritarias con ATE. Con argumentos legales y políticos, reiteró hasta la letanía que debe ser la Legislatura la que resuelva sobre los proyectos de ley que envió (ayer lo volvió a decir) porque, si se abriera la discusión con el gremio, sus dirigentes terminarían tratando hasta el presupuesto de la provincia, dijo en tono de ironía.

“Esto se va a tratar en el recinto de la Legislatura provincial, salvo que se cambie y los legisladores no quieran ser mas legisladores y legislen los gremios”, se quejó.

Brollo, que ayer estuvo a cargo de la gobernación, aclaró que el proyecto de ley que debería tratarse en paritarias no es de la nueva estructura salarial porque la fijación de los sueldos es una facultad indelegable de la Legislatura.

Cuando habló de los convenios colectivos de trabajo de los estatales, se refería -dijo- a la ley de la función pública (carrera administrativa) que el Ejecutivo enviará en breve a la Cámara.

Mientras tanto, el bloque de diputados de la Alianza hace caso omiso de las presiones que envió Sobisch cuando el gobierno nacional le exigió más recorte de gastos salariales.

Ayer sus integrantes dijeron que el gobierno provincial los quiere “embretar” y opinaron que el estado de la provincia es responsabilidad de los 37 años de gobiernos del MPN.

También en el bloque de la Alianza hay matices en las posiciones. Para algunos -que llamativamente no son sólo radicales- es necesario asumir la responsabilidad de ser gobierno a nivel nacional y para otros, la bancada debe asumir un papel opositor y capitalizar los beneficios de esta posición.

Los seis diputados del PJ podrían ser la llave del oficialismo pero se oponen a todo lo que signifique achique de sueldos y despidos.

La bancada de la Alianza le devuelve la pelota al partido provincial

NEUQUEN (AN).- “Querer embretar a la Alianza y endilgarle la responsabilidad de poner en orden las cuentas públicas neuquinas significa persistir en la soberbia de no querer reconocer que las últimas administraciones del MPN no tuvieron la claridad para visualizar que se imponía un cambio”.

De este modo frontal salieron a defenderse ayer los diputados de la oposición frente a la presión que desde Buenos Aires metió el gobernador Jorge Sobisch para que le aprueben las leyes de ajuste.

En un documento difundido ayer, el bloque que integran radicales y frepasistas sostiene que la Alianza “no es responsable” del endeudamiento, el déficit y el desequilibrio de las cuentas públicas.

Por el contrario, agregan, “fueron los sucesivos gobierno s del Movimiento Popular Neuquino quienes con ausencia de políticas de Estado negaron a Neuquén contar con una estrategia productiva y hoy condenan a la población en su conjunto a un permanente estado de deterioro en la calidad de vida”.

La Alianza se compromete a “aportar y construir desde la responsabilidad, con la convicción de que el cambio es posible lograrlo a partir del diálogo, los consensos y la consecuente concertación con todos los sectores sociales de la provincia”, agregan.

El bloque afirma que no serán sus integrantes quienes pongan “obstáculos” a la reformulación del Estado, pero aclara que lo harán “defendiendo las facultades que establece la Constitución y reivindicando al diálogo como herramienta fundamental del sistema democrático”.

Los legisladores aliancistas reaccionaron frente a las declaraciones que formuló el gobernador luego de reunirse en Buenos Aires con el secretario de Programación Económica, Miguel Bein. Al salir de ese encuentro, el mandatario dijo que Nación le pidió más ajuste.


Comentarios


Sobisch les reprocha a sus diputados que la reforma marche lenta