Sobisch podrá reasignar fondos a discreción

Tendrá facultades para mover partidas del presupuesto 2004.



NEUQUEN (AN).- El presidente del bloque del MPN y titular de la Comisión de Hacienda y Presupuesto, Manuel Gschwind, descartó ayer limitar la facultad que tendrá el gobernador Jorge Sobisch para modificar los 1.912.000.000 pesos que se gastarán en el funcionamiento del Estado y en el pago de las obligaciones financieras de la provincia. “Vamos a tratar el presupuesto que mandó el gobernador”, sentenció Gschwind, y anticipó que el proyecto se aprobará a finales de este mes o los primeros días de julio próximo.

Desde la oposición advierten que es inconstitucional que el gobernador modifique por su cuenta las partidas destinadas por ley a educación, salud, seguridad, bienestar social, entre otros, según figura en el proyecto oficial.

“El Poder Ejecutivo podrá disponer reestructuraciones de las erogaciones fijadas en los artículos 1 y 5 de la presente ley”, dice el artículo 15 del presupuesto que Sobisch elevó a la Legislatura el 1 de Mayo pasado. El artículo 1 fija en 1.838.122.010 las erogaciones para el ejercicio 2004, y el artículo 5 en 73.873.931 pesos los importes destinados para atender amortización de la deuda de la provincia y para cumplir otras aplicaciones financieras. En cambio, los ingresos fueron estimados en 1.841.000.000 pesos.

“Está expresando una delegación de poderes que colisiona con el artículo 7 de la Constitución provincial y la concepción republicana”, observó ayer el legislador del Frente ARI-Encuentro Neuquino (FAEN), Raúl Radonich. “Si el gobernador tiene la facultad de reformar el presupuesto se vacía de contenido el presupuesto y el tratamiento legislativo”.

El legislador peronista Jorge Conte compartió el diagnóstico, y subrayó que el MPN tiene mayoría en la Legislatura para aprobar sin inconvenientes las reestructuraciones que disponga Sobisch. Por eso, sostuvo que “no se justifica para nada esa decisión sobre todo teniendo en cuenta que con seguridad habrá excedentes en los in

gresos”. Gschwind recordó que la misma cláusula está en el presupuesto nacional y criticó a diputados de la oposición que “son apasionados representantes de Kirchner” porque no cuestionan esa atribución que a nivel nacional está en manos del jefe de Gabinete. El argumento lo había utilizado el ministro de Hacienda, Claudio Silvestrini, durante la explicación del presupuesto que desarrolló el martes ante los diputados de la comisión de Hacienda.

Sostuvo que aprobar esa potestad en favor de Sobisch “de ninguna manera es delegar facultades del Poder Legislativo, porque reestructurar las partidas está dentro de las posibilidades que le otorga la ley al gobernador”, puntualizó.

“Además hay mecanismos de control que funcionan y están previstos por ley”, completó. Y ante la consulta de incorporar un tope a esa facultad, respondió que “vamos a tratar el presupuesto que mandó el gobernador”.

A diferencia de lo que pretende el gobernador, en cuanto al manejo de los recursos públicos, el presupuesto que presentó el intendente neuquino Horacio Quiroga al Concejo Deliberante prevé un tope a las reasignaciones de gastos calculados en 140.429.974 pesos.

El artículo 8 de esa iniciativa, que aún no ha sido aprobada por el cuerpo deliberante, faculta a Quiroga a “disponer las reestructuraciones y modificaciones por hasta un 5% del total del monto autorizado a gastar, no pudiendo reestructurar cada actividad/obra por más de 300.000 pesos”.

Gschwind objetó los cálculos de la oposición que pronosticó mayores recursos de los presupuestados por la cartera de Hacienda. “No se dan cuenta de que el que tiene funciones de gobierno tiene que ser prudente -consignó-. No puede presentar después un presupuesto con déficit”.

El diputado oficialista justificó las proyecciones oficiales recordando que “tenemos un país con default”.


Comentarios


Sobisch podrá reasignar fondos a discreción