Sobisch: “Tengo la piel para ser presidente”

El gobernador protagonizó ayer en Buenos Aires el virtual lanzamiento de su candidatura presidencial. Estuvieron presentes Herminio Iglesias, Luis Patti y Gui



BUENOS AIRES (ABA) . – Ante unas 300 personas que se hicieron presentes en el auditorio del Salón Español, el gobernador Jorge Sobisch hizo un virtual lanzamiento de su proyecto presidencial. La concurrencia estuvo repartida entre militantes que vinieron de Neuquén, legisladores del MPN, afiliados a los partidos justicialistas y de la fuerza de Luis Patti del Gran Buenos Aires, así como algunos empresarios y estudiantes convocador por los organizadores del acto.

En cuanto a los dirigentes, se hicieron notar el cavallista (ahora adherente a Unión Federalista), Guillermo Alchourrón, el “reaparecido” Herminio Iglesias, el justicialista Daniel Baum y el sindicalista de la Coordinadora de ex ypefianos, Angel Garro.

Alchourrón, aspirante a ocupar la vicepresidencia tercera de la Cámara con un traje claro, y un estático Herminio Iglesias con remera roja, siguieron la disertación desde la primera fila.

Sobisch anunció que pese a que el gobierno nacional cuenta con una adhesión del 80%, está dispuesto a presentar un proyecto superador, y después de hacer un resumen de su carrera política, enfatizó: “tengo la piel para ser presidente”.

Su discurso fue un mix entre la convocatoria a un proyecto productivo y la apelación a sentimientos nacionales abandonados como “el orgullo de cantar Aurora”. A la inseguridad reinante en el país, antepuso su proyecto para combatir la delincuencia. “Voy a ir a los barrios marginales, de la mano de la policía para defender a la gente honesta y a los delincuentes los vamos a sacar a patadas en el c…”, expresó con particular estilo.

Criticó al gobierno central por el manejo de los planes sociales: “En Neuquén -relató- nacieron los piqueteros, pero hoy no existen. En mi provincia hay 1.000 puestos de trabajo disponibles y cuando cortan la ruta, al día siguiente les doy trabajo… Entonces me contestan (dijo con una cuota de humor, a la que recurrió en varias partes en su alocución arrancando risas del auditorio) no jodamos porque nos dan laburo”. También ironizó acerca de que en su provincia rige el sistema comunista: “Si, para la comunidad, el que quiere atenderse en un hospital lo hace”, aludiendo a que la calificación de “centro-derecha” es una invención de la prensa. Una parte importante de su dis

curso fue cuando defendió el sistema de tarjeta magnética acusando de boicotearlo a algunos de los dirigentes de su propio partido porque “no quieren perder cuotas de poder”, afirmó atacando el clientelismo político. Sostuvo que sus aspiraciones presidenciales se sustentan en un justicialismo fragmentado y la carencia de otra alternativa opositora.

“Estoy jugando en primera A, no soy River, ni Boca soy un equipo chico pero puedo campeonar, tengo la voluntad de ser campeón”, deslizó apelando a una metáfora futbolística.

Apeló a que la ciudadanía se vea reflejados en modelos como Guillermo Vilas y expresó que se trastocaron los valores como en los colegios donde muchos se indignan cuando un maestro pega un chirlo que “sin exagerar, muchas veces hace falta”. La asistencia fue importante, a tal punto que mucha gente siguió el acto de pie y hubo quienes -ante el calor sofocante- se dirigieron a la terraza donde siguieron las palabras de Sobisch por un parlante.

Anunció que va a recorrer diversos lugares del país como Salta para llevar su proyecto. Rechazó a quienes le adjudican su procedencia de una provincia rica ya que “otras como Santa Fe, o Córdoba, o Buenos Aires, no lo son menos”.


Comentarios


Sobisch: "Tengo la piel para ser presidente"