Sobisch visitó al embajador estadounidense

Dijo que su futuro político depende de cómo salga de la crisis que tuvo en la provincia. Opinó que no le parece tan importante la cuestión del título de Blumberg.

BUENOS AIRES (ABA). El gobernador de Neuquén, Jorge Sobisch, le expresó ayer al embajador estadounidense, Earl Anthony Wayne, la decisión de seguir trabajando para instalarse como candidato a la presidencia de la Nación.

Sobisch realizó dicha manifestación en una distendida conversación que durante una hora mantuvieron ambos en la residencia del diplomático en esta ciudad.

De todos modos, al concluir la visita el mandatario neuquino fue menos categórico: "Estoy trabajando para instalarme como candidato presidencial, o en todo caso seguir siendo un hombre de la política a nivel nacional", afirmó . Si bien el gobernador indicó que su idea es "no bajarse", al mismo tiempo deslizó que su postulación a la Casa Rosada "depende de muchos factores".

¿De cuales? -Consultó este cronista. -"Estoy saliendo y tuve que soportar una crisis muy fuerte en la provincia, ahora tengo que dar pasos serios, reestructurar los cuerpos políticos que tengo en el país y ver como repercutió el problema que tuvimos" (en referencia a las secuelas políticas del asesinato del docente Carlos Fuentealba).

Sobisch volvió a descartar que su futuro en la política pueda tener que ver con un cargo legislativo.

En cuanto a la perspectiva de que su ex aliado, Mauricio Macri (de triunfar en el ballottage para jefe de gobierno porteño del domingo próximo como pronostican todas las encuestas) se constituya en el líder de la oposición, Sobisch señaló que "va a ser el ganador en la ciudad", pero agregó- "siempre he descreído que los triunfos en política se pueden transferir".

De todos modos, el titular del Movimiento Provincias Unidas sostuvo que la opinión del presidente de Boca Juniors va a tener mucho peso teniendo en cuenta que se trataría de una victoria "en el tercer lugar en cuanto a su repercusión como es la Capital Federal (solo precedida por una elección nacional o a gobernador de la provincia de Buenos Aires)".

Sobre Juan Carlos Blumberg, Sobisch subrayó que mantiene la misma relación de siempre. "No me parece tan importante el tema del título (no haber desmentido que era ingeniero como lo llamaban), creo que su explicación es razonable: la gente lo empezó a llamar así y él terminó casi acostumbrándose. No creo continuó Sobisch- que su trabajo social se vea desmerecido, no obstante siempre dije que de ahí a la carrera política es otra cosa, el tiempo dirá". La construcción política del espacio de centro derecha para Sobisch apunta especialmente a su cercanía con Ramón Puerta, quien lidera El Peronismo de Pie una estructura del peronismo no kirchnerista. Ambos se reunieron la semana pasada.

Además, el político neuquino ponderó la actitud de Roberto Lavagna quien lo llamó para felicitarlo tras la reciente victoria del MPN a la gobernación neuquina.

En rigor, un vocero del todavía gobernador sostuvo que la intención es seguir conversando con el arco opositor, "esfuerzo que sólo no ha prosperado con Ricardo López Murphy y con Elisa Carrió dada la reticencia de estos últimos en relación al estilo político de Sobisch".

CLAUDIO RABINOVITCH


Comentarios


Sobisch visitó al embajador estadounidense