Sobre el petróleo en Ñirihuau



Al gobernador de la provincia de Río Negro, Miguel Saiz.

Nos dirigimos a usted por ser quien firmó la autorización para la exploración y futura explotación petrolera de la cuenca del Ñirihuau.

Deseamos informarle que en el paraje Ñirihuau Arriba se encuentra la comunidad mapuche Chewelche “Wenu Ñirihuau”. En el marco de la legislación vigente (artículo 6 de la ley provincial 2287) y en virtud del derecho que nos asiste de participar y ser consultados en las cuestiones que afecten directamente nuestros intereses (artículo 75, inciso 17 de la Constitución nacional, artículos 2, 6, 7, 15 del convenio 169 de la OIT y artículos 3, 19, 20, 26.2 y 32 de la Declaración de las Naciones Unidas sobre los derechos de los pueblos indígenas) le hacemos llegar nuestra total oposición a su arbitraria decisión de firmar pasando por alto la consulta y participación del pueblo al que representa.

Hemos visto avasallado nuestro derecho como hijos de esa tierra.

Nuestra cosmovisión se basa en el cuidado y el respeto absoluto de los elementos naturales itrofill mongen (biodiversidad), mahuiza (cerro) y leufu (río) y como mapuches (gente de la tierra) nuestro deber es proteger nuestra mapu (tierra) hasta las últimas consecuencias.

La tierra no nos pertenece; nosotros pertenecemos a la tierra.

Por todo esto exigimos nuestro derecho a consulta y decimos “no” a la explotación petrolera en la cuenca del Ñirihuau, dentro y alrededor de la cual, además, existen otras comunidades indígenas.

Los trabajos de remediación de los pozos abiertos que se realizaron el año pasado de nada han servido ya que en invierno, cuando creció el arroyo, el petróleo corría libremente hacia el Ñirihuau y de allí, al Nahuel Huapi. Está de más explicarle la geografía del lugar porque, si usted firmó aquel papel, suponemos que conoce perfectamente de qué estamos hablando, ¿no?

No creemos conveniente que los funcionarios de turno tomen decisiones que puedan afectar nuestro futuro, porque no hablamos de un futuro de 10 ó 20 años: hablamos del futuro de generaciones enteras, hijos, nietos, bisnietos… cientos de años de futuro.

Por esto debemos ser consultados.

Los funcionarios de turno que hemos conocido personalmente, del Codema y la doctora Tamara Pérez Balda, no han traído respuestas ni soluciones, sólo un discurso político que no nos convence; no nos sentimos representados por usted ni por ellos cuando toman este tipo de decisiones.

Ustedes han sido elegidos para representar al pueblo y las leyes se han escrito para cumplirlas, por eso esperamos una respuesta inmediata a nuestro reclamo y que el Estado provea de los medios necesarios e inmediatos para llamar a audiencia pública como un primer paso.

Lofche Wenu Ñirihuau

Diana Santana,

chillkatufe (secretaria)

DNI 26.754.189

Ñirihuau Arriba


Comentarios


Sobre el petróleo en Ñirihuau