Sobre los hechos consumados



En los últimos casos en los que hubo que tomar definiciones en cuanto a la planificación de la localidad, el Consejo Asesor, integrado por profesionales capacitados, y especialmente creado a tal efecto, fue consultado -con suerte- para opinar sobre hechos consumados.

Cuando hubo que cambiar el espacio para la partida de los fourtrax, los funcionarios tomaron rumbo propio y actuaron por instinto, sin consultar a quien ad honorem se ofrece para hacer aportes y tiene, además, la obligación de hacerlo, en representación de las instituciones a las que representa cada uno de los integrantes.

Con la villa repleta de turistas, el conflicto intenta re

solverse. Y en su resolución, los profesionales no ven, debido a la gran demora, más alternativa que permitirle al empresario que opere desde el centro de la villa, a pesar de la enorme cantidad de vehículos que circulan por el balneario.

Para la temporada que viene se prevé una medida más adecuada. Habrá que pensar, entonces, en tomar al toro por las astas y definir la cuestión, para siempre. Una buena propuesta ya fue hecha, para falta la determinación.

Los fourtrax, según algunas de las instituciones que integran el Consejo, deberían ir a un espacio cerrado tipo circuito, donde transiten libremente para que sus tripulantes sienten la adrenalina de la velocidad y la aventura.

Si alguien quiere ir a conocer playas alejadas que lo haga por el camino consolidado. Ni médanos ni costa. Porque son los atractivos sobre los que se basa la actividad turística.(ASA)


Comentarios


Sobre los hechos consumados