Sobre superficie dura, David es una gacela



David se fastidió porque la final para dirimir la Ensaladera de Plata no será en sus tierras, pero eso no repercutió en su nivel tenístico. Si no, que lo diga el finlandés Jarkko Nieminen, al que le dio una paliza de novela para avanzar a la final del torneo de Estocolmo, donde ahora enfrentará a Robin Soderling.

Nalbandian parece estar afinando su forma sobre pista dura de cara a la final de la Davis frente a España, a juzgar por su aplastante victoria ante un Nieminen que apenas le aguantó 64 minutos y al que doblegó por 6-2 y 6-1. Esta es la tercera final del año a la que accede, después de Buenos Aires y Acapulco.

El cordobés, que asegura no estar preocupado por si se clasifica o no para el Másters de Shanghai, tendrá como rival al sueco Soderling, al que le bastaron 45 minutos para dejar sin chances a la sensación del torneo, el joven japonés Kei Nishikori, por 6-1 y 6-0.

Nishikori, de 18 años, acusó sus problemas en la rodilla, pero aún así entrará por primera vez entre los 60 mejores del mundo.

Nalbandian está a sólo una victoria de su tercer título bajo techo en las dos últimas temporadas, tras sus magníficas victorias en el 2007 en los Másters Series de Madrid y París.

“Realmente jugué bien, como hice toda la semana. Espero seguir haciéndolo así”, dijo David, quien se ilusionó: “tiraba ´winners´ a todos lados. Me gusta jugar en ´indoor´. Las condiciones son perfectas”.

Pese a que es el 7 del mundo, Nalbandian asegura que no tiene puesta la mente en Shanghai, sino más bien en la final de la Davis del 21 al 23 de noviembre en Mar del Plata. El partido de hoy se abre como un paso más en su preparación para vérselas con Nadal y Cía. El torneo de Estocolmo se juega sobre superficie rápida y reparte 713.000 euros (963.000 dólares) en premios.


Comentarios


Sobre superficie dura, David es una gacela