Sobreseimiento para ex funcionarios de Hiparsa

Fue en la causa por irregularidades en la empresa minera. El querellante no fundamentó la apelación.



#

Raúl Severino, uno de los sobreseídos.

VIEDMA (AV)- Por ausencia del abogado querellante quedaron confirmados los sobreseimientos de los ex funcionarios de Hiparsa Raúl Severino, Edgardo Corvalán, Ernesto Urcera y Carlos Errecalde.

La Cámara del Crimen de Viedma integrada por los jueces María del Carmen Vivas de Vásquez, Pablo Estrabou y Francisco Cerdera declaró desierto el recurso de apelación interpuesto contra los sobreseimientos por el abogado Carlos Dvorzak en representación de 17 querellantes “en razón que no han expresado agravios en la oportunidad asignada por la ley procesal ni tampoco lo hicieron al interponer el recurso”.

La resolución se basó en la doctrina establecida por el Superior Tribunal de Justicia de acata

miento obligatorio para los tribunales inferiores, entre los que se encuentra esta Cámara. Esta jurisprudencia sostiene que si el apelante no se presenta a mantener un recurso interpuesto, fundamentando su posición debe ser declarado desierto.

La ausencia del querellante se interpreta como la deserción de la apelación “ya que la Ley presume que, en tal caso, quien apeló y luego no compareció a fin de explicar las razones de su impugnación ha cambiado de opinión y está de acuerdo con la resolución del juez que ha recurrido”.

No obstante, el fiscal de Cámara Ramón Peralta pidió que fueran revocados los sobreseimientos dictados por el juez penal Carlos Reussi pero este planteo no modificó la decisión del Tribunal “ya que, por el contrario, el fiscal Ricardo Falca había instado el sobreseimiento”.

Cabe recordar que Reussi procesó a los imputados, medida que fue revocada por la Cámara al interpretar que se debían precisar más las respectivas imputaciones y finalmente el juez dictó los sobreseimientos.

 

Siete años

 

La denuncia penal que dio origen a esta causa fue presentada el 14 de diciembre de 1999 contra los ex funcionarios de Hiparsa por la presunta administración fraudulenta de la empresa, lo que habría llevado a su vaciamiento mediante la venta a precio vil de maquinarias, útiles y herramientas; la utilización de bienes, servicios y personal para beneficio de terceros que pertenecían o no a la firma.

También se les imputada la compra, por parte de Errecalde, de un motor que se encontraba reparado a nuevo para su camioneta particular; el pago de horas extras al personal para la realización de trabajos a terceros; la falta de maquinarias y herramientas; la salida indebida de mercaderías desde Hiparsa con destino a trabajos realizados en campañas electorales en las que habrían participado Urcera y Severino; la utilización por parte de Errecalde de maquinaria y personal de la empresa para la construcción de una casa de su propiedad en Playas Doradas; y la construcción de muebles por parte de la empresa para las viviendas particulares de Errecalde, Corvalán y Urcera, entre otros.


Comentarios


Sobreseimiento para ex funcionarios de Hiparsa