Aniversario de San Patricio del Chañar: El peso de la gastronomía en el desarrollo económico local

El espíritu emprendedor y el hacer gastronómico siempre van de la mano. El empuje de esta dupla en El Chañar se vive y disfruta con mucho trabajo y talento como base.

Más de mil visitantes por fin de semana llegan a esta ciudad en búsqueda de saciar sus espíritus sibaritas.

Muchos visitantes llegan los fines de semana a la zona.


Y lo logran en los restaurantes, especialmente los de las bodegas, que elevan la vara a niveles exquisitos.

Francisco Fernández, de Malma, como Ezequiel González, son dos chefs que bien representan esta categoría. “Esta ciudad está creciendo mucho, de modo constante, gracias al petróleo. En lo estrictamente gastronómico, las bodegas marcan la diferencia”, comenta Fernández a este diario.

Las bodegas y sus restaurantes son un polo de atracción en San Patricio del Chañar.


“Post pandemia tuvimos un auge de trabajo que hoy lo estamos disfrutando a pleno”, agrega. “Vamos a seguir creciendo, claro está, por el efecto de Vaca Muerta, como todo Neuquén y Alto Valle”.

Quien no se queda atrás es la chef Rosana Calfín, de Delorean restó-café, quien con una cocina sencilla y gourmet tienta a locales y visitantes por igual. “Rosana es nuestra gran socia”, comenta Pedro Palacios, emprendedor local, quien está al mando de este restaurante más el hotel Don Pedro.

Rosana Calfín, chef local.


Hijo de pioneros, su orgullo por hacer y aportar al mejoramiento de la calidad de vida de esta ciudad en su propósito y mision.

«Mi madre fue la primera enfermera de acá. Mi padre fue constructor, comerciante, funcionario… El espíritu hacedor de ellos lo heredamos en mi familia. Abrimos en diciembre último y en el verano nos fue muy bien. Estamos conformes al día de hoy con todo el desarrollo. El turismo colmó nuestras 20 habitaciones doble del hotel y comieron en nuestro restaurante”, comenta Rosana.

Pedro adelanta que ya empezaron con el proyecto de construir 20 minidepartamentos a continuación del hotel y el restaurante, que tendrán quincho y gimnasio, entre otros servicios.

Javier García Otero, del restaurante Augusta, expresó por su parte: “desde mi punto de vista los desafíos de la gastronomía en esta ciudad enfrentan un doble enfoque. Por un lado el empresarial y por el otro el turístico o local. Los stándares y problemáticas de los servicios de la industria petrolera van en contra de los servicios diarios o simplemente el amalgamarlos a un buen nivel conlleva un aprendizaje que suena a desafío. Sin embargo teniendo en cuenta como objetivo macro la ecuación económica se me hace difícil pensar en uno sin el otro. Sería inviable”.


Adherido a los criterios de
Journalism Trust Initiative
Nuestras directrices editoriales
<span>Adherido a los criterios de <br><strong>Journalism Trust Initiative</strong></span>

Formá parte de nuestra comunidad de lectores

Más de un siglo comprometidos con nuestra comunidad. Elegí la mejor información, análisis y entretenimiento, desde la Patagonia para todo el país.

Quiero mi suscripción

Comentarios