Arriesgado rescate en la pared sur del Aconcagua

Por primera vez un helicóptero pudo actuar en el lugar.

Dos andinistas salteños estaban en dificultades a 5.300 metros.

12 feb 2012 - 00:00

MENDOZA (AB).- El cerro Aconcagua, la montaña más alta de América, fue escenario de un espectacular rescate, en el que un helicóptero evacuó a dos andinistas desde su mítica pared sur. Es la primera vez que se logra realizar un rescate de este tipo, considerado por los expertos como la mayor hazaña de salvamento en las montañas de Argentina.

El jueves pasado, en horas de la mañana, la aeronave rescató desde la zona de “las torres de arenisca” (5.300 metros) a Gustavo Lisi (40 años) y Julio Altamirano (59), andinistas oriundos de Salta, quienes se encontraban en problemas e imposibilitados de descender por sus propios medios. Ambos fueron evacuados colgados de una soga de 100 metros, sujeta en la aeronave.

La pared sur del Aconcagua (6.962 m) tiene más de 3.000 metros de roca y hielo vertical y por su extrema dificultad no tiene un protocolo de rescates previsto, lo que si sucede en la ruta normal. Allí fallecieron numerosos andinistas de renombre y el presente es el primer rescate vía aérea.

Altamirano y Lisi comenzaron el ascenso por la ruta francesa el lunes 6 y el miércoles 8, por la tarde, solicitaron auxilio mediante un equipo VHF, ya con poca batería.

A partir de allí, el jefe de turno del Parque Provincial Aconcagua, Diego Martí evaluó la situación y analizó alguna alternativa posible para efectuar un rescate que, estando fuera de todo reglamento vigente, pudiera mitigar la situación.

Comenzó la búsqueda de andinistas expertos que pudieran y quisieran arriesgar su integridad física en un rescate de semejante magnitud. Mariano Galván, ubicado en ese momento en el Campamento Plaza Argentina, ofreció desinteresadamente su colaboración al igual que el experto himalayista Damián Benegas, quien se encontraba regresando con un grupo desde la cumbre. El mismo día fueron trasladados vía aérea hasta la base de la pared Sur, donde iniciaron el ascenso hacia los salteños.

Avance por tierra

Mientras tanto y por tierra se desplazaron por el valle de Horcones grupos de guardaparques, miembros de la Patrulla de Rescate de Aconcagua, médicos y guías de montaña, para colaborar en las tareas.

El jueves 9, temprano por la mañana, en una impecable, audaz y profesional maniobra, Horacio “Duro” Freschi, piloto del helicóptero que presta servicios en el Parque Provincial Aconcagua, llevó a cabo el rescate. En primer término descolgó una bolsa con comida, agua y equipo de radio hasta los andinistas varados y coordinó radialmente su posterior evacuación. Simultáneamente Benegas y Galván continuaban el ascenso, por si surgía la necesidad de realizar la evacuación por la pared y eventualmente asistir en el rescate aéreo.

El clima acompañó y el helicóptero pudo acercarse lo suficiente a la pared para evacuar en dos vuelos a Lisi y Altamirano y luego regresó para trasladar en forma simultánea a Plaza Francia a Benegas y Galván, quienes ya estaban a pocos metros del lugar de la emergencia. Las maniobras resultaron perfectas.

NEWSLETTER

Suscribite a “Noticias del día”Recibí todas las mañanas un correo con toda la información.