“Bullyng”: ¿qué hacen las escuelas de Roca para enfrentarlo?

08 jun 2018 - 11:29

El acoso escolar es una constante que obliga a la comunidad educativa a cambiar y sumar estrategias para prevenir y accionar en determinadas situaciones.

Si soy gordo, raro, narigón o no encajo bajo los estereotipos que esta sociedad impone como aceptables; en la escuela probablemente encontraré a alguien que me lo recuerde.

Es que, como toda institución, la escuela es “una caja de resonancia” donde los grupos conviven, como una pequeña muestra de lo que sucede puertas afuera, en la calle y en el seno de los hogares.

El “bullyng”, concepto de la cultura norteamericana incorporado a la nuestra, es una palabra que suena en los pasillos y preocupa a las familias y equipos directivos. Chicos que sufren, autoestimas derrumbados, insultos, hasta agresión física provocan conflictos y en algunos casos, cambios de escuela.

“Bullyng”: ¿qué hacen las escuelas de Roca para enfrentarlo?

Se trata de “una situación sistemática de acoso, verbal, físico, emocional o psíquico”, como lo describe Mariela Ruiz, técnica psicóloga del equipo técnico de Supervisión Nivel Medio zona II. Estos comportamientos se presentan en todos los cursos de primaria y secundaria, pero sobre todo en primaria, en los grados superiores, 5°, 6° y 7°.

Según una consulta que “La Comuna” realizó en Supervisión de Educación Primaria, Media, profesionales de equipos ETAP y testimonios de algunas escuelas; en la mayoría de los casos estos conflictos entre pares encuentran una resolución dentro del aula con las herramientas que tiene la institución.

“Es un fenómeno social que este año ha producido más demanda, por la realidad socioeconómica en la que vivimos. Hay menos tolerancia, más demanda que recae en la escuela, sobre todo en la pública”, opinó Mario Floriani, supervisor de Primaria zona III.

“En esto tienen que ver las nuevas tecnologías, la crianza, las nuevas formas de comunicación entre pares y a veces padres sin herramientas para abordar estos fenómenos”, agregó.

“Bullyng”: ¿qué hacen las escuelas de Roca para enfrentarlo?

La psicóloga Camila Márquez, miembro del ETAP Primaria, alertó que las necesidades básicas no cubiertas en el hogar, como alimentación, trabajo son determinantes. “El contexto de violencia y violencia de género en las familias también”, agregó Floriani.

“Está resurgiendo en la escuela todo lo que se manifiesta a través de las redes sociales. Violencia y agresión en redes sociales, no sólo entre estudiantes sino como adultos en el medio”, acordaron las profesionales Cintia Portiño, Sandra Correa y Mariela Ruiz de un ETAP de Nivel Medio.

“La escuela no es una burbuja y que lo que sucede en ella es un reflejo de la complejidad de la sociedad (...) la escuela también es escenario de violencia”, acordaron por otro lado Gisela Prieto y Verónica Vargas del equipo de ESRN 150.

“Bullyng”: ¿qué hacen las escuelas de Roca para enfrentarlo?
Abordaje: la frase “los dos a la dirección” no va más

El “bullyng” ya no se aborda sentando a dos niños en la dirección, sino como un conflicto colectivo que atenta contra la “sana convivencia” en la institución. No se focaliza en los niños/adolescentes implicados, sino en el grupo que manifiesta la problemática social.

Hay dos ejes transversales que guían toda la labor en las aulas: el Proyecto de Convivencia y el Proyecto de Educación Sexual Integral, que se aplican hace unos cinco años, según indicaron los supervisores de Primaria, Marcela Majo y Mario Floriani.

En primera instancia, cuando emerge un caso, interviene el docente a cargo del aula y sino se encuentra solución intervienen los directivos. En última instancia, se llama a los familiares. Se hacen aulas taller, asambleas áulicas. Si la situación excede al ámbito escolar, recurren a ETAP (Equipo técnico de la supervisión).

Entre las metodologías utilizadas para abordar estos temas son las asambleas áulicas, los talleres y dramatizaciones. En secundaria el rol del preceptor y del tutor es fundamental en el acompañamiento, en primaria existía el Maestro de fortalecimiento a las trayectorias escolares, pero ya no se designa más el cargo.

La Educación Emocional es un paradigma de la educación que podría bien ayudar en la temática ya que trabaja desde la “constitución subjetiva de la persona”, comentaron.

La escuela ayuda pero no llenará los vacíos. Por eso, los supervisores hablan de la necesidad de un trabajo articulado e interinstitucional. “Sin políticas articuladas entre los organismos del Estado es difícil. Como la Senaf, Salud y Justicia”, dijo Floriani. No obstante, “la escuela es todavía un lugar donde se puede crear otro tipo de vínculos”, señaló la supervisora Majo.

“Bullyng”: ¿qué hacen las escuelas de Roca para enfrentarlo?
Escuela 289: Sandra Acosta, directora

“Es una escuela con mucha vulnerabilidad, porque son niños con realidades sociales muy complejas, desde lo económico”. Como método de prevención y en situaciones particulares, se trabaja con talleres, asambleas áulicas en donde se hacen trabajos haciendo hincapié en: cómo trato a los demás, cómo me relaciono.

Miran películas sobre las relaciones interpersonales. También, talleres con los papás, para trabajar la parte vincular. Narran historias en “El cuaderno viajero”, donde escriben su historia familiar, “mostrar la familia que tenemos, dónde estamos, quiénes somos”, ayuda a conocer que todos tienen una familia y se empiecen a valorar y respetar al otro en otro contexto.

Escuela 95: Mariana Saporiti, directora

“Es un continuo, es una forma de vivir la escuela”. Desde que los chicos empiezan 1° grado siempre trabajamos la mirada sobre el otro, de cómo se sienten mirados y por quiénes; cómo ellos miran a otros y qué es lo que carga esa mirada. Trabajamos la cuestión de ponerse en el lugar del otro.

Ante situaciones enojosas, tratamos primero de conversar con las personas involucradas y nunca sancionar ni dar la razón a una de las dos partes. Tratar que conversen “para ver qué hice yo que le molestó al otro y que me molesta del otro para que cada uno sepa lo que motivó esa agresión”. Las cuestiones que surgen en la escuela se resuelven hacia dentro y muchas veces se incluye a los padres.

Escuela 169: Patricia Cugosky, directora

La mayoría de estos comportamientos se relaciona con chistes, comentarios que tienen que ver con la apariencia física en gran medida. Siempre existió esto de agredir, sobre todo en los grados más altos en donde están trabajando con talleres que apuntan a valores, miran películas, analizan algunos casos.

En caso de situaciones más graves, se llaman a los padres se habla con la familia. “Es un trabajo constante con la familia, porque los chicos están sólo 4 horas y en la casa 20 horas”.

Ante los casos concretos, “el docente en función a las características de su grupo va buscando los proyectos que va a poner en práctica”. “La escuela está presente, tiene que estar”.

Escuela 155: Mirian Sandoval, directora

A la escuela llegan niños que muchas veces no tienen formación en cuestiones básicas como el respeto al otro, la escucha, la tolerancia, pero la escuela los recibe a todos y se complica un poco. Necesitamos el apoyo y acompañamiento de la familia. Podemos ir construyendo a lo largo plazo y logrando que los niños acepten al otro tal cual es.

Tenemos algunos proyectos que colaboran en la prevención de acoso entre pares, la idea es establecer mejores vínculos, que se pueden hablar y comunicar que les molesta del otro. Hacemos asambleas áulicas donde se abordan temáticas que no necesariamente hayan ocurrido, sino que surjan socialmente y se ve cómo las resolverian ellos.

ESRN 150: G. Prieto y V. Vargas

No hay receta para la resolución de conflictos en la escuela. Como equipo, creemos que las actitudes violentas pueden modificarse a partir de las acciones concretas que propongamos.

La puesta en marcha de estrategias que tengan por objeto principal la desnaturalización y la desarticulación de estas lógicas. Uno de los conceptos que marca el objetivo de la gran mayoría de las decisiones que tomamos como institución es el de Convivencia Democrática.

La construcción de la ciudadanía en el contexto de la escuela nos permite pensar en un ámbito de convivencia. De un tiempo a esta parte, el Sistema de Tutorías, empezó a funcionar como un engranaje.

La Comuna de Roca.

Seguí informado, suscribite GRATIS a nuestro newsletter

NEWSLETTER

Suscribite a “Noticias del día”Recibí todas las mañanas un correo con toda la información.