Buscan a dos campesinos de la zona de Cholila

Hace 10 días un hombre y su hijo están desaparecidos en la zona montañosa

12 abr 2013 - 00:00

CHOLILA (AEB).- Fuerzas combinadas de distintos organismos rastrearon ayer sin éxito alguna pista que permita ubicar a Genaro Calfullanca y su hijo Wilson Cristian (menor de edad), de quienes nada se sabe desde hace más o menos 10 días. Ambos estaban trabajando en una zona montañosa y quebrada, conocida como río Tigre, entre el lago Cholila y el límite con Chile. Las condiciones geográficas complicaron el operativo de búsqueda ya que los baquianos debieron utilizar tres gomones para atravesar el espejo lacustre y desde allí moverse varias horas a caballo desde el lugar donde en la tarde del miércoles una comisión policial halló intacto un campamento que habían levantado los hombres perdidos. Hoy se retomarán las operaciones sobre las costas del lago y ascendiendo el curso hídrico hacia el cerro Dos Picos, con el concurso de unos 20 efectivos de la policía del Chubut, brigadistas y bomberos voluntarios, Defensa Civil, municipio de Cholila y pobladores, además de perros adiestrados. Es posible que también se convoque a buzos tácticos de Prefectura Naval Argentina. No se tiene datos de los campesinos desde antes de Semana Santa y en las inmediaciones tampoco hay pobladores que los hayan visto pasar. Sobre el caso, el fiscal Oscar Oro confirmó una denuncia por “desaparición de personas” en un paraje “a unos 40 kilómetros del casco urbano de Cholila, a la vera del río Tigre”. En coincidencia, el funcionario recordó que “estas mismas personas tenían que comparecer el 5 de abril a una audiencia citada por este Ministerio Fiscal en Esquel, pero no lo hicieron”. Ambos están imputados en una causa por agresiones en una riña protagonizada en la vía pública. Dicha falta a la citación judicial alertó a los organismos de seguridad y motivó que la policía insista con volver a citarlos, por lo que se movilizaron hasta el sector rural donde presuntamente estarían haciendo una changa encargada por el dueño de un campo. “Encontraron una carpa y otros elementos propios de un campamento y con señas claras de que sus ocupantes hubiesen salido a trabajar o a pescar una semana antes. A la vez, familiares que viven en el pueblo también avisaron que estas personas no aparecían”, graficó Oro.

NEWSLETTER

Suscribite a “Noticias del día”Recibí todas las mañanas un correo con toda la información.