Cavallo acordó con el FMI, pero anuncia mayores ajustes

Proponen recortes en el presupuesto y en provincias.

09 dic 2001 - 00:00

Fernando de la Rúa, a punto de cumplir dos años como presidente de los argentinos, recibió anoche en Olivos la noticia de un virtual acuerdo con el FMI, que le otorgará al menos un motivo para celebrar su tortuoso y accidentado paso por el poder.

El ministro Domingo Cavallo, emprendió anoche el regreso a Buenos Aires tras dos días de intensas negociaciones con el FMI, con una propuesta de ese organismo bajo el brazo para aplicar un fuerte ajuste destinado a tapar un rojo fiscal de 4.000 millones de dólares.

Las "decisiones" serían en realidad más de lo mismo: un corsé al presupuesto 2002, recorte de fondos a las provincias y, posiblemente, renovadas podas a las remuneraciones del sector público y los haberes previsionales. Sobrevuelan, en tanto, los fantasmas de las tres D: dolarización, devaluación o default.

"Me voy porque tenemos que trabajar con el presidente, el gabinete y los gobernadores para estar seguros de que somos capaces de hacer lo necesario para que Argentina inspire credibilidad", señaló Cavallo a la prensa.

Al término de la reunión con los técnicos del Fondo, Cavallo anunció que "se avanzó mucho" en la búsqueda de un acuerdo para recibir la ayuda de ese organismo y así evitar caer en una cesación de pagos.

El ministro y sus acompañantes guardaron celosa reserva de los resultados de las entrevistas que mantuvieron y sólo se limitaron a decir que los encuentros habían sido positivos. No obstante, indicó que antes de dar detalles prefería "primero comunicárselo en forma personal al Presidente".

El ministro continuó desde temprano con las negociaciones en la búsqueda de un nuevo acuerdo en cual la Argentina incluya la reestructuración de la deuda pública y reciba del organismo 1.260 millones para afrontar el próximo vencimiento del pago de intereses.

Según indicaron fuentes, Cavallo habría asegurado que no habría un anuncio inmediato de un nuevo acuerdo con el Fondo, que posibilite destrabar el dinero, como así también puso de relieve que el FMI en ningún momento le pidieron un cambio en la política monetaria.

Mientras Economía negociaba, el gobierno continuaba trabajando en la convocatoria para generar el sustento político reclamado por ese organismo financiero, aunque la alterntiva de nuevos ajustes que se estiman en unos 4000 millones aleja el horizonte de los consensos posibles.

El Frente Federal Solidario se pronunciaron a favor de una concertación , pero condicionaron el apoyo a la implementación de medidas reactivantes de la economía.

Carlos Menem, en tanto, reiteró su idea de dolarizar la economía y volvió a insistir en que la crisis se debe a "la falta de conducción" del gobierno .

Economistas y analistas, por otra parte, se debatieron ayer entre dolarizar o devaluar , mientras que la gente que acudió a los bancos mostraba sus temores y elegía abrir sus cuentas en dólares.

Hoy el presidente, reunirá a ministros y a gobernadores para explicarles los alcances de las negociaciones con el FMI.

Reunión que se concreta bajo la certidumbre que le será muy difícil reproducir poder y condiciones de estabilidad , todo un dilema en un día en que justamente cumple dos años en el sillón de Rivadavia. (DyN, Infosic, Télam, EFE, Reuters)

"El país quiere demostrar que es creíble"

"Argentina trabaja para demostrar que es capaz de hacer lo necesario para inspirar credibilidad y poder tener una conclusión muy exitosa de la reestructuración de su deuda y recuperar su crecimiento económico", dijo ayer el ministro Cavallo ante la prensa.

Cavallo, que anoche regresó al país, después de participar en intensas y prolongadas negociaciones con el FMI para desbloquear la ayuda financiera de esa entidad a su país, aseguró que "todo va muy bien" en las conversaciones.

Debido al incumplimiento de las metas fiscales, el FMI anunció el miércoles que no desembolsaría a Argentina 1.260 millones previstos para el pago de los intereses de la deuda en diciembre.

No obstante, Cavallo se mostró confiado en que su país podrá superar pronto la recesión económica que afronta desde hace casi cuatro años.

Durante una breve rueda de prensa al finalizar la ronda de negociaciones, el ministro de Economía declaró que "no voy a dar ningún detalle numérico -o cantidades obtenidas en sus reuniones, porque esas cosas se manejan de una manera absolutamente confidencial".

"Y además no voy a dar números y no voy a hablar de lo que tenemos que decir en Argentina, antes de trabajar con el jefe de gabinete, el gabinete, incluso en consulta con los gobernadores, con los dirigentes de los principales partidos políticos", agregó.

Ajustes para tapar el rojo

El ministro Cavallo, celebró en las últimas horas haber arribado a un "acuerdo total" con el Fondo pero el pacto sellado en Washington se traduciría en un nuevo ajuste que el Gobierno definirá en los próximos días.

Antes de emprender el regreso al país, el ministro anticipó que habrá que "adoptar decisiones en Argentina". Y para diseñar un nuevo paquete Cavallo se reunirá con De la Rúa y miembros del Gabinete.

Las "decisiones" serían en realidad más de lo mismo: un corsé al presupuesto 2002, recorte de fondos a las provincias y, posiblemente, renovadas podas a las remuneraciones del sector público y los haberes previsionales. Sobrevuelan, en tanto, los fantasmas de las tres D: dolarización, devaluación o default. El Gobierno prepararía ahora otra batería de medidas para cubrir un rojo fiscal estimado en los casi 4.000 millones de dólares, y cumplir así las exigencias del Fondo, que días atrás negó a la Argentina el oxígeno financiero que esperaba Cavallo.

Las provincias, que protestan por la amputación a la Coparticipación, verían restringidas sus partidas por mayores montos. (EFE, DyN)

"Hace falta conducción"

El ex presidente Menem, si bien se mostró predispuesto al diálogo convocado por el Ejecutivo, afirmó que la crisis actual se debe a "la falta de conducción" del gobierno y reiteró su idea de dolarizar la economía aunque advirtió que ahora es necesario "readecuar" esa iniciativa porque el peso "se ha devaluado" .

Menem reveló que el viernes el presidente Fernando de la Rúa lo llamó para invitarlo al diálogo aunque dijo que el encuentro todavía "no tiene lugar ni fecha". El titular del PJ señaló que "estamos dispuestos a dialogar", respondiendo a la convocatoria del Ejecutivo porque "si se dan las condiciones para el acuerdo que signifique sacar a la Argentina de esta profunda crisis, el justicialismo no puede estar negándose".

En relación con la continuidad del ministro Cavallo, Menem sostuvo que si "dentro de ese acuerdo" con el gobierno "es conveniente" que se vaya "habrá que tomar la medida pero no es cosa nuestra, lo tiene que hacer el presidente de la nación".

Precisamente el ex titular de Economía, Roque Fernández, pidió un "paso al costado" de Cavallo, al sostener que si bien el PJ tiene una "gran voluntad para apoyar al Gobierno", cualquier acuerdo que incluya al jefe de Hacienda "no es creíble". (DyN)

NEWSLETTER

Suscribite a “Noticias del día”Recibí todas las mañanas un correo con toda la información.