Uno siempre cree que el acoso ocurre de noche y en zonas alejadas. Todo lo contrario, hemos registrado que la mayoría de los casos sucede a plena luz del día, en el centro cipoleño”.

Cipolletti: el primer mapa de acosos y abusos en la Patagonia

Lo elaboran online con datos aportados por las víctimas. Las impulsoras son tres estudiantes de Criminología. Las encuestas empezaron hace dos meses y ya hay 127 denuncias.

12 ene 2019 - 23:30

Pensando en cómo combatir el acoso y el abuso en Cipolletti , estudiantes de la carrera de Criminología de la Universidad Nacional de Río Negro (UNRN) lanzaron un proyecto para registrara esta clase de situaciones: el Mapa Interactivo del Acoso y Abuso (MIAA).

Lo crearon en La Plata dos arquitectas interesadas en saber cómo estaba planificada la ciudad bonaerense desde esta perspectiva. Luego esta experiencia se replicó en Santa Fe y desde hace dos meses se puso en marcha en Cipolletti, adaptada a la ciudad por las tres estudiantes.

El proyecto fue lanzado en la sede de la UNRN Cipolletti. “Apenas lo pusimos online la respuesta de la gente fue inmediata”, cuenta sorprendida Marcia Muñoz, una de las impulsoras. La estudiante asegura que junto a otras dos compañeras compartían la inquietud e interés de trabajar sobre temas relacionados a la perspectiva de género y que cuando supieron de MIAA enseguida sintieron que era su gran oportunidad.

“A los pocos minutos de haber puesto el sitio web en funcionamiento tuvimos muchas respuesta. No lo podías creer”, cuenta Marcia aún asombrada.

La propuesta llegó a sus oídos de casualidad. “Un amigo nos contactó con las arquitectas de La Plata. Y cuando nos comunicamos con ellas supimos que hablábamos un mismo idioma. Fue muy loco”, asegura la estudiante de Criminología.

Un año después que esta propuesta fue lanzada en La Plata llegó a Cipolletti de la mano de las tres estudiantes de la UNRN. Jamás creyeron que iba a tener tan buena receptividad en la ciudadanía y que a poco de haberlo puesto on line iban a cosechar tantos relatos. “Fue increíble cómo empezaron a sumarse relatos de todo tipo e incluso muchos nos llamaron la atención porque desterraban eso que uno siempre cree, como que el acoso ocurre de noche y en zonas alejadas. Todo lo contrario porque hemos registrado que la mayoría de los casos ocurren a plena luz del día en el centro cipoleño”, explicó.

Dos etapas

Tras haber puesto en marcha el proyecto se registraron dos etapas. Según cuentan sus impulsoras, en la primera quedaron registrados relatos sobre el acoso callejero o situaciones ocurridas en la vía pública. En la segunda, muchas mujeres se animaron, por primera vez, a contar que habían sido víctimas de abuso.

“Lo que surgió instantáneamente de los relatos fue mucho sobre acoso callejero. Contaban que pasaban por obras y que les gritaban algo. Suele tratarse de miradas o piropos. Eso era lo más común. Y después, en un segundo momento, tuvimos más relatos sobre espacios de acceso privado como casas, boliches, consultorios –obstétrico/ kinesiológicos–, en donde contaban hechos de tocamientos indebidos”, afirmó Marcia.

La estudiante indicó que muchas veces quienes llenan la encuesta hacen referencia a que no han sido víctimas de una sola situación, sino de varias. Pero siempre recomiendan que denuncien aquella que más les impactó, que quedó registrada en su memoria y que aún recordándola nuevamente les incomode.

Naturalizado

El principal objetivo del proyecto es poder visibilizar lo que ocurre en la ciudad, lo que muchas mujeres atraviesan a diario y que no tienen a quién contárselo, ni dónde denunciarlo.

Un segundo paso será poder realizar estadísticas y así proponer un plan de políticas públicas al municipio. Pero ahora se encuentra en la primera etapa donde están recabando toda la mayor cantidad de información posible.

“Lo bueno es visibilizar esto. En la calle está naturalizado. Muchos de los relatos coinciden en que cuando se les pregunta qué sensación tuviste sobre lo que les pasó, nos escriben: ‘Nada, me pasa siempre’. Esto nos da la pauta que todas tenemos muy naturalizado estas situaciones”, subrayó la futura criminóloga.

A su vez, señaló que el mapa dejó a la luz cómo interpela a las mujeres por mucho tiempo haber sido víctima de acoso. “Lo paradójico es que es muy efímero el acoso, pero en nuestra memoria queda plasmado. El mapa sirvió mucho para visibilizar. Hay relatos de hace 10 años y recuerdan lo que les pasó como si fuera hoy y hasta les incomoda pasar por ahí, evitan ciertos lugares. Y hasta pasa que modifican su conducta, dejan de tomar ciertos transportes públicos por lo que les pasó y buscan diferentes estrategias para evitar estas situaciones”, aclaró Marcia.

¿Querés contar lo que te pasó? Podés hacerlo ingresando al mapa interactivo que vas a encontrar en la página oficial del proyecto: miaacipolletti.wixsite.com/miaacipolletti o directamente en Facebook en la cuenta MIAA Cipolletti. Toda la información brindada se hace de manera anónima y lo que se busca es recabar información sobre situaciones de acoso y abuso para proponer estrategias que ayuden a desterrar esta realidad.

Cipolletti: el primer mapa de acosos y abusos en la Patagonia
La encuesta se completa en la página web de MIAA.
Casos
127
son las denuncias registradas hasta ahora. En una segunda etapa, plantearán políticas públicas.
“Apenas pusimos el sitio web en funcionamiento la respuesta fue inmediata. Fue cuestión de minutos. No lo podías creer”,
indicó Marcia Muñoz, estudiante de la carrera de Criminología.
“Los primeros fueron relatos de acoso callejero. Después llegaron los de tocamientos indebidos en casas, boliches y consultorios”.

Otro de los grandes desafíos será cuando pasen a la segunda etapa del proyecto en la que planifican poder plantear políticas públicas. “Sería muy importante trabajar en conjunto con el municipio. Brindarle toda la información que obtengamos y así poder plantear políticas públicas. Siempre con una mirada de perspectiva de género”, indicó la estudiante. Una de las ideas es poder transformar los espacios, donde se registraron la mayoría de los acosos, en un lugar seguro.

Éste será uno de los grandes desafíos que esperan poder llevar a adelante. “Queremos que ese lugar se transforme en un espacio positivo. Poder cambiar esa visión de la víctima y así tener que dejar de evitar esos lugares, en los que fueron acosadas. Empoderar a todas las mujeres. Eso buscamos. Tienen que saber que este proyecto les da voz a todas ellas para que se animen a contar lo que les pasó”, puntualizó.

Otra de las propuestas involucrará directamente al arte. “También pensamos en hacer intervenciones artísticas en toda la ciudad. Así podemos visibilizar estas situación y poder darles otras miradas, transformar eso negativo en algo positivo”, resaltó.

Image
Sitio Web
Las tres impulsoras del proyecto
Las estudiantes de la UNRN: Marcia Muñoz, Candela Nievas y Analía Anabalón.
Cipolletti

Seguí informado, suscribite GRATIS a nuestro newsletter

NEWSLETTER

Suscribite a “Noticias del día”Recibí todas las mañanas un correo con toda la información.