De Cinco Saltos al espacio

El cincosaltense Fernando Lasagni, doctor en Ciencias de Materiales, recibió hace un mes el premio alemán “Georg-Sachs” por las ceraciones que llegarán al espacio.

14 jun 2018 - 17:55

En Cinco Saltos nació un doctor en Ciencias de Materiales que se dedica a fabricar elementos que viajan por el aire y llegan hasta el espacio exterior. Las piezas creadas por el investigador Fernando Lasagni formarán parte del satélite de comunicaciones que será lanzado al espacio a principios del 2019. Según estiman, el despegue será desde la Guayana Francesa. Este proyecto llevado adelante por el Centro Avanzado de Tecnologías Aeroespaciales (CATEC) de Sevilla tiene una particularidad: sus piezas son de alta criticidad; si falla alguna de ellas el satélite dejaría de funcionar.

Por atravesar este desafío y por los resultados que obtuvo el trabajo llevado adelante por su equipo de trabajo, Lasagni recibió hace un mes el premio alemán “Georg-Sachs” que se entrega a investigadores que están relacionados con la práctica de la ciencia y la ingeniería de materiales.

La historia del cincosaltense que marca un hito en la construcción de materiales 3D que viajan por el universo comenzó en la Patagonia, lugar en el cursó la carrera de Ingeniería Química de la Universidad Nacional del Comahue. Partió al exterior hace más de 15 años para desarrollar una carrera como investigar y un doctorado en Ciencias Materiales, especialización que realizó en Austria.

A lo largo de los años encabezó varios proyectos junto al CATEC aunque la particularidad fue la elevada exigencia que aplicaron al momento de fabricar y certificar ya que “demandaron de una calidad muy elevada”, explicó en conversación con este medio.

Un trabajo que se lanzará al espacio
Image

Las empresas de aviones y transportes de cargas AIRBUS y CITD, entre otras, y la agencia espacial europea apostaron al trabajo que realiza el equipo de Lasagni. La misión fue construir seis piezas de titanio críticas para sostener los dos paneles solares que tendrá el satélite.

La impresión de las piezas en 3D demandó apenas semanas, sin embargo el proyecto demandó de unos tres años en su totalidad debido a la elevada exigencia que aplicaron para su certificación.

“Tuvimos que diseñar piezas para que aguanten unos 200 o 300 kilos”, explicó el experto. Además de esto, lograron reducir entre un 30 y 60 por ciento el peso de estos materiales, lo que significa una reducción de costos ya que cada kilo enviado al exterior tiene un valor de 10.000 a 20.000 euros, explicó.

Ahora, el próximo desafío está puesto en “arriesgarse más con las geometrías” y en contar con mayor confianza para las futuras misiones. Lasagni explicó que junto con la empresa AIRBUS y la ingeniería CITD van a desarrollar piezas de aluminio optimizadas que volarán a una misión científica hacia una luna de Júpiter. “Es un proyecto muy ambicioso y es el siguiente paso. Vamos a hacer lo mismo con el aluminio, con la reducción de peso. Así se van dando los pequeños pasos”, remarcó el investigador.

FICHA TECNICA

Fernando Lasagni

40 años

Nació en Cinco Saltos

Estudió Ingeniería Química en la Universidad Nacional del Comahue

En el 2002 emigró a Viena (Austria) para realizar su tesis doctoral.

En el 2008 fue convocado a formar parte del Centro de Tecnologías Aeroespaciales Avanzadas (CATEC) de Sevilla. Actualmente es el director del Departamento de Materiales y Procesos.

Dato: Las piezas son unos herrajes de titanio que soportan los paneles solares del satélite de telecomunicaciones que será lanzado a principios del 2019.

FRASE: “La impresión 3D es una tecnología muy importante para el sector aeroespacial porque nos permite fabricar piezas con formas imposibles. Introducir esto es un hito (...)”, expresó el investigador Fernando Lasagni.

Seguí informado, suscribite GRATIS a nuestro newsletter

NEWSLETTER

Suscribite a “Noticias del día”Recibí todas las mañanas un correo con toda la información.