Don Muñoz: hijo y nieto de piñeros

Ricardo A. Kleine Samson nos retrata una nueva historia desde el interior neuquino.

30 nov 2015 - 00:00

“No hay argentino pequeño”

Roberto Fontanarrosa

Soltero. 62 años. Piñero desde hace 50. Hijo y nieto de piñeros. Radicado en el paraje Las Charcas, al pie de cerro Wayle en la provincia de Neuquén. Hermano de un vientre que parió, al natural, 7 hijos en la zona de Caepe Malal hace ya tantas e inolvidables cosas.

Don Muñoz, su casa, sus perros que advierten, su piño como extensión de su existencia, su flete que lo espera y su vastísimo universo, dan fe de su discreta presencia calentando el mate que, con azúcar, arrima al invitado.

Nos abre, cual famoso cholulo, las puertas a la intimidad de su paisaje, con tantos recodos como su memoria y sus manos.

Mirando al volcán Tromen y al cerro Wayle, nos dice que es su hogar desde temprano. Aquí comparto los días con mis seres. Somos muchos los que estamos de a pie, de a caballo, pastando, volando en colores o reptando en el tono de la piedra. Nos familiariza el lugar en cada quien.

Mi casa -la suya- piso de tierra, pared de piedra, techo de paja, puertas y ventanas de madera con vista al universo. Ambientes amplios y tan modulares como la tierra. Cocina y parrilla integrados al entorno junto el cielo. Y la última innovación, correo privado con aviso de retorno.

De octubre a marzo, como Rosario Flores, el sitio de su recreo

Pero el hombre moderno, ¿quiere un estilo más despojado, más integral?, ¿O busca un monoambiente?.

Y así, de esta manera, día tras día, tan sencillo y paisajísticamente integrado, Don Muñoz y tantos mas, han convertido su lugar en una discreta y hospitalaria trinchera que resiste, en vano, el destierro que el progreso, la escuela y los que forjaron el mundo que vemos hoy, les han prometido. Con el se irán los chivos que tanto destruyen el suelo, volaran los flamencos rosados que tiñen el lago con sus rosados tonos, las lagartijas, feas, ya no tendrán a quien calcar. Su flete se sabrá alquilar para pasear turistas por el Wayle. El cartero, jubilado, dará paso al mensajito. Sus huesos y su historia quedaran tan inactivos como el volcán Tromen. Es solo una cuestión de tiempo.

Y si los reyes heredan sus tronos sin discusión. Los médicos, periodistas, abogados, herreros, políticos son, mayormente, también hijos y nietos de... ¿Por qué él no podía hacer lo mismo?

Ricardo A. Kleine Samson

Fotografía de paisaje

ricardokleine@ricardokleine.com.ar

www.ricardokleine.com.ar

Neuquén - Patagónia Argentina

NEWSLETTER

Suscribite a “Noticias del día”Recibí todas las mañanas un correo con toda la información.