El diseño mexicano está entre nosotros

Alegre, vivaz y con muchos artificios, este estilo se impone en la decoración de interiores. Aquí, tres restaurantes donde lo azteca no sólo llega por el paladar: entra también por los ojos.

28 may 2017 - 00:53
Estilo montañés en Villa La Angostura

Ay Ay Ay María, en Villa La Angostura, es un restaurante mexicano estilo montañés.

Si uno lo piensa rápidamente, pareciera que los dos estilos no son compatibles, pero este emprendimiento gastronómico confirma que eso es sólo un prejuicio.

Construcción en madera y piedra conviven en perfecta armonía con la decoración estridente y colores plenos que caracterizan el estilo mexicano.

Cactus en tela y madera en distintos tamaños, tejidos y pintados, banderines de colores que cuelgan, calaveras simpáticas y pequeños objetos nos remiten a la cultura del país del norte, cargada de calidez y colores.

La decoración fue creada por Mariano y Cecilia, dueños de este restaurante que es parte de la oferta gastronómica de la Villa desde el 2011.

Gran parte de los objetos fueron construidos por ellos, otros por diseñadores locales y algunas cosas las trajeron de México en un viaje reciente.

La artista Alejandra Plaza hizo un mural en la entrada.

Una cantina made in Oaxaca, en Bariloche

El Mexicano, a metros del Centro Cívico en Bariloche, parece un restaurante sacado de plaza Garibaldi, conocido espacio de mariachis y comidas en Ciudad de México.

Se trata de una casa de pioneros declarada patrimonio histórico de la ciudad, que conserva los pisos, techos y aberturas de madera originales. Consta de dos salones en la planta principal y otro en el subsuelo. Cada uno de ellos muestra toda la estética mexicana, con guirnaldas, calaveras, catrinas, vírgenes, cactus; rincones con velas, pinturas que emulan los murales de Diego Rivera; banderas, esqueletos y piñatas. Hasta hay una Frida Kalho hecha con una técnica de mosaiquismo por el artista plástico Horacio Ferrari Sol.

Antes de que abriera el restaurante, en 1999, la madre de Alejandro, uno de los dueños, viajó a México para ver ambientaciones y comprar artesanías en Oaxaca, en el sur del país. Volvió con cuatro valijas llenas y llevó adelante toda la decoración del lugar. “La columna vertebral de la decoración es la misma desde que abrió”, relata Alejandro.

Pero eso no es todo. La música complementa la ambientación e incluso hay mariachis y muchos sombreros que pueden usar los comensales para sacarse fotos. “La idea es que no sólo vengan a comer sino que vivan una experiencia completa”, explica.

El rincón de Roca donde Méxicodice presente

Ya desde la calle, el chapón de la fachada, los toldos, las pinturas en los vidrios y la música nos trasladan a México.

Adelita acerca a General Roca toda la tradición azteca, que entra por los ojos y por el paladar.

Los chefs Emiliano Urrutia y Ezequiel Marín están a la cabeza del emprendimiento. “Nos gustan los restó temáticos y queríamos hacer algo que no hubiera en la zona”, cuentan. Y así fue como se contactaron con el arquitecto Franco Pérez y los diseñadores Jeremías Marín y Federico Linera y dieron vida a Adelita en 2015.

Colores intensos, la rusticidad de la madera y el metal; catrinas, sombreros, guirnaldas, cactus, chapulines y máscaras de lucha, elementos que se repiten emulando las cantinas de Ciudad de México.

La decoración es una suma de talentos locales: los murales los hizo Facundo Lucero, el cuadro de la virgen de Guadalupe y sus ofrendas es de Leandro Suárez, las catrinas de Carolina Nelli. Además de elementos en tela y vitrofusión especialmente elegidos para dar mayor mexicanidad al ambiente.

El recomendado: en la carta de tragos, muy azteca y moderna, destaca el Margarita Hot, con chiles serranos.

El diseño mexicano está entre nosotros

Seguí informado, suscribite GRATIS a nuestro newsletter

NEWSLETTER

Suscribite a “Noticias del día”Recibí todas las mañanas un correo con toda la información.