El paseo de Valcheta que tiene poemas y chacarera

Veredas, pasarelas, puentes y un sinfín de colores enmarcan el arroyo que dio vida a la ciudad y donde se reúnen los valchetenses para el descanso, la recreación y los deportes.

24 jul 2018 - 00:00

El paseo junto al arroyo es un punto donde la palabra y la historia de Valcheta se juntan mediante una serie de mobiliarios urbanos que rescatan imágenes de la ciudad.

Veredas, colores, pasarelas, puentes, iluminación y dos paseos verdes enmarcan el arroyo Valcheta, con lugares de descanso donde recostarse sobre el césped, bajo los árboles y disfrutar del tibio sol. Así ponen en valor sus márgenes, que se transforman en un punto importante para los habitantes de la ciudad.

Este paseo, que en sus casi 1.000 metros divide en dos el centro de Valcheta, quedó inmortalizado en la voz de canciones y versos de artistas locales que le hablan al arroyo, como Jorge Castañeda, Emilse Mortada, el dúo Zungun Curá, Carlos Licanqueo o la tradicional chacarera “Valle Angosto” de Eduardo Gómez.

Sobre este recorrido junto al arroyo, los valchetenses pasan desde el descanso, recreación o ejercicio en el Paseo de la Mujer al Centro Cultural El Libanés, el taller de artesanos y su feria. También disfrutan del Museo Provincial María Inés Kopp, las históricas plazas San Martín y Roca, el Playón Municipal para deportes, el anfiteatro y los juegos recreativos inclusivos. Finalmente, en el Paseo de la Rivera, junto al agua que corre, sacan el termo y el mate para deleitarse con el sonido relajante de la naturaleza.

Cuatro puentes, cuatro pasarelas y el puente del ferrocarril atraviesan el trayecto. Cada uno con su color va llevando de un lado a otro a los vecinos, que ven en el arroyo, más que una división, su lugar de encuentro.

La ciudad, considerada el portal de la Región Sur, viene siendo trabajada bajo una estética del color, donde cada puente y pasarela sobre el arroyo, las farolas y cada elemento, pared y paredón son puestos en valor mediante el color y los murales, siendo hoy la ciudad un concierto de tonos que alegran el andar.

Valcheta es una de las ciudades más antiguas de la región. Su arroyo, el agua tan codiciada de la estepa y el monte, llevó a que tanto indígenas como pobladores se encontraran junto al arroyo.

Hoy, con casi 184 años, se posiciona como una ciudad limpia, ordenada, con gran cobertura de servicios públicos y una inversión importante en obra que no sólo mejora la calidad de vida de los habitantes sino que embellece la ciudad y realza su sentido turístico, para ser visitada y considerada por su belleza, patrimonios, gastronomía y tranquilidad.

“Arroyito valchetero” | de Jorge Castañeda
No te canses de correr
Las aguas de la meseta
Del Gualicho tienen sed.
Cuando pasas por las chacras
Todo está por florecer.
Se juntan estepa y valle
Y Chanquín es un vergel.
En el pueblo te detienes
Para quedarte a beber.
Por ti enjambran las abejas
La dulzura de su miel.
Y sigues por Punta de Agua
Sin poderte contener
Las lagunas con su embrujo
Salobres te han de extender.
Chipauquil y Curicó
Sabrán de tu recorrer.
Arroyo que dando vida
No te cansas de correr.

Seguí informado, suscribite GRATIS a nuestro newsletter

NEWSLETTER

Suscribite a “Noticias del día”Recibí todas las mañanas un correo con toda la información.