España suspendió el alerta por el Maratonga

El centro de coordinación de rescates de Madrid instó a los familiares de Enriquez y Echevarría a canalizar las acciones a través del gobierno nacional. Cancillería evalúa la situación.

02 nov 2015 - 00:00

El misterio que rodea la desaparición del velero costarricense Maratonga esta lejos de disiparse. La luz de esperanza que encendió el alerta de Cancillería para los familiares Raúl y Pablo Enriquez y de Raúl Echevarría se diluyó en las últimas horas con la decisión del centro de Coordinación de Salvamentos Marítimos de la capital española de suspender el rastreo de la embarcación.

El MRCC Madrid notificó a Nélida Mihailov que “hemos dado por finalizadas las transmisiones en relación a la falta de noticias del Maratonga” y que solo mantendrán la búsqueda activa en puertos y marinas.

En el mismo mail instaron a la mujer y madre de Raúl y Pablo Enriquez a tomar contacto directo con el MRCC Argentina para que “en todo caso, ellos retomen las acciones que consideren oportunas en relación a la desaparición del velero”.

Mihailov confió a “DeBariloche” su preocupación por la novedad ya que “ese es el único organismo oficial que estaba en alerta en al búsqueda del velero”, dijo. También reiteró que el alerta lanzado por la Cancillería el 23 de octubre de orden terrestre y no obliga a las embarcaciones que naveguen en la zona a prestar asistencia y comunicar el posible avistaje del velero.

Este lunes el Ministerio de Relaciones Exteriores de Argentina volvió a contactar a la familia para transmitirle tranquilidad y informarles que están evaluando las acciones a seguir, entre las que retomarían las gestiones ante el gobierno de Estados Unidos.

Esa alternativa no genera mayores expectativas en Mihailov porque las autoridades norteamericanas ya fijaron posición sobre la búsqueda del velero el 19 de octubre indicando que no era su jurisdicción y que los familiares debían remitirse al gobierno de Costa Rica que otorgó matrícula a la embarcación.

“Lo único efectivo era que España si había dado este alerta que se ve caducado”, explicó Mihailov. La mujer que también espera novedades de la justicia sobre el pedido de información a Skype por la luz amarilla que mantiene la cuenta de su hijo.

Los tres barilochenses iniciaron una larga travesía entre Cartagena de Indias (Colombia) y Portugal en abril y mantuvieron fluida comunicación con sus familiares hasta el 26 de julio, cuando hicieron contacto por última vez. En su derrotero pasaron por Costa Rica, Cuba y llegaron al puerto de Norkfolt, en Virginia (USA), donde se detuvieron a realizar algunas reparaciones a la embarcación.

De acuerdo al relato de Mihailov, el 13 de julio retomaron la navegación y 13 días después les comunicaron que había virado en dirección a las islas Azores que era una de las puntos previstos en su itinerario. Esa fue la última comunicación.

NEWSLETTER

Suscribite a “Noticias del día”Recibí todas las mañanas un correo con toda la información.