Farizano anunció la urbanización de la meseta

El proyecto de la Cuenca Batilana se desarrollará en el 2008 y se realizará un loteo de 800 parecelas para viviendas unifamiliares. También se construirán 150 unidades habitacionales.

20 dic 2007 - 00:00

NEUQUÉN (AN).- El intendente Martín Farizano anunció la urbanización de Cuenca Batilana, un sector de la meseta ubicado detrás del barrio Alta Barda, al norte de la ciudad. La apuesta se desarrollará en el 2008 con 300 lotes para viviendas unifamiliares y 150 casas distribuidas en conjuntos habitacionales.

Estas soluciones habitacionales se distribuirán entre diferentes grupos de familias que hayan calificado (cumplido los requisitos), independientemente de las condiciones sociales.

El Colegio de Arquitectos diseñará el proyecto ejecutivo de lo que será un barrio de 10 hectáreas con áreas comerciales y de servicios. Aunque la versión final será moldeada por el centenar de instituciones que desde hace más de un año planifica cómo y con qué parámetros debe ser urbanizada la meseta.

Con este propósito, Farizano elevará esta semana al Deliberante un proyecto de ordenanza con los indicadores urbanos que calificarán la nueva urbanización, para tratamiento de los concejales en cuanto retomen la actividad legislativa, en febrero próximo.

La apuesta anunciada por Farizano implicará el reordenamiento y la regularización del espacio ocupado por los asentamientos Arias y Espartaco. Y consecuentemente, la planificación de las áreas vacantes localizadas a espaldas de Alta Barda.

La reconversión de Espartaco y de Arias en barrios implicará la relocalización de medio centenar de familias en los mismos sectores, y la construcción de todos los servicios urbanos necesarios para ser habitados por alrededor de los 200 hogares que viven en estos sectores.

Farizano realizó ayer el anuncio acompañado por el subsecretario de Vivienda Carlos Di Camillo; del coordinador del programa Sergio Lardiés y del técnico de la cartera, Ricardo Vázquez. El público elegido para dar la noticia fue ni más ni menos que los representantes del foro que generaron este modelo urbano "revolucionario", según sus palabras.

El criterio de elección de las familias pasará básicamente por no poseer vivienda y tener tres años como mínimo de radicación en la capital.

Farizano primero y Di Camillo después garantizaron que todas las instituciones intermedias cuyos expedientes calificaron tendrán "su cupo en relación a sus potenciales beneficiarios registrados". Y dejaron bien claro que el municipio prevé cupos para los sectores de menos recursos.

"No tenemos capacidad presupuestaria para urbanizar la meseta, pero sí capacidad de gestión para gestionar financiamiento provincial y nacional", subrayó Farizano, quien destinó 10.000.000 de pesos a este proyecto.

El estudio de impacto ambiental de la Cuenca Batilana concluyó. Es la base sobre la cual el Colegio de Arquitectos formulará una propuesta de modelo de ocupación del suelo -espacios verdes, institucionales y residenciales, equipamiento comunitario, entre otros- y diseñará una oferta de lotes para la demanda habitacional. Sólo cuando el foro acuerde con el proyecto ejecutivo, se dará el paso siguiente de presupuestar el costo de la urbanización y buscar las fuentes de financiamiento.

Alrededor de 2.000 familias calificaron (cumplen todos los requisitos) para obtener una vivienda a través de organizaciones intermedias. Los beneficiarios a planes federales tienen asegurado el equipamiento comunitario; el resto deberá asumir los costos de la urbanización no financiables por el Estado.

NEWSLETTER

Suscribite a “Noticias del día”Recibí todas las mañanas un correo con toda la información.