Fuertes operativos por caza furtiva en Neuquén

Varios fueron los allanamientos y las denuncias que se realizaron esta semana por caza furtiva de animales silvestres: tres sucedieron en Buta Ranquil y otra se realizó en Piedra del Águila.





Pese a que existe una ley (Ley Nacional 22.421) que prohíbe fehacientemente el atentado hacia todo animal que viva libre e independiente del hombre, en ambientes naturales o artificiales, la caza furtiva de animales silvestres sigue siendo un problema continuo en la zona de Neuquén.

El pasado miércoles 10 de agosto la Comisaría Octava de Piedra del Águila fue alertada por un encargado de un campo privado y Guardafaunas del paraje Curran Cura, de haber escuchado detonantes provenientes de un arma de fuego y sospechaban que se debía a cazadores furtivos. Desde Prensa Policial dieron a conocer lo sucedido el día de hoy e informaron que los denunciantes solicitaron la presencia del personal a la altura del Km 1460 de la Ruta N°237 alrededor de las 23:20 horas.

Cuando se hicieron presente en el lugar se encontraron con quienes habían realizado la denuncia junto un sujeto de 37 años que minutos antes habrían logrado ubicar y detener hasta que llegaran los uniformados. La persona demorada conducía un Ford Fiesta acompañado de canes en su interior de uso para hallar animales silvestres con mayor rapidez, y manifestó que fue autorizado por el encargado de otro puesto del área para ingresar y llevar a cabo su objetivo.

Según lo informado el procedimiento se trasladó posteriormente a la Sede Policial donde personal de Fauna logró el secuestro de partes de ciervo faenado, «un fusil de repetición calibre 300, municiones de la misma medida y un arma blanca tipo eskilstuna de 30 cm de hoja». En el caso intervino la Fiscalía de Junin de los Andes quienes dispusieron el secuestro del rodado Ford Fiesta para llevar a cabo una investigación y posteriormente notificaron al conductor de haber transgredido la Ley 22.241 por Caza Furtiva.

El día de ayer, Fauna y Policía regresaron al lugar de los hechos para realizar una inspección ocular en la zona donde lograron hallar el trozo de un ciervo faenado, sus cuatro patas y su cabeza con astas.

Más allanamientos por caza furtiva


Otro hecho similar tuvo lugar esta semana en Buta Ranquil, localidad del departamento Pehuenches en la provincia del Neuquén, donde personal del Departamento Delitos Contra la Propiedad y Leyes Especiales junto a uniformados de Comisaría 32° de la zona realizaron tres allanamientos alertados por un video difundido en redes sociales.

En el video se mostraban imágenes de cuatro hombres bajando de un cerro nevado de La Tungar, Parque Nacional Tromen, con los cadáveres de cuatro pumas sobre los hombros y acompañados de sus perros.

El hecho fue repudiado por la comunidad y denunciado públicamente, razón por la cual se llevaron a cabo los distintos allanamientos que permitió el secuestro un arma de fuego, elementos de caza furtiva y varias pieles de animales.

La Ley 22.241


La fauna silvestre está protegida por la ley que cuida las especies en peligro de extinción, regula la caza y controla el medio ambiente en el que viven. Es una ley Nacional que existe desde 1981 pero que aun así no todos cumplen.

Según esta Ley se entiende por fauna silvestre: 1) Los animales que viven libres e independientes del hombre, en ambientes naturales o artificiales; 2) Los bravíos o salvajes que viven bajo control del hombre, en cautiverio o semicautiverio; 3) Los originalmente domésticos que, por cualquier circunstancia, vuelven a la vida salvaje convirtiéndose en cimarrones.

Aquella persona que atente contra algún animal que cumpla con las características mencionadas utilizando armas, artes o medios prohibidos por la autoridad jurisdiccional de aplicación debe ser sancionada.


Comentarios

Comentarios

Para comentar esta nota debes tener tu acceso digital.
¡Suscribite para sumar tu opinión!

Suscribite

Logo Rio Negro
Fuertes operativos por caza furtiva en Neuquén