Hace 100 años esta es la esquina elegida para festejar o hacerse oír en Jacobacci

La emblemática esquina de Martín Coronado y Av. San Martín fue una de las primeras de la ciudad y sigue siendo una de las más concurridas por los vecinos todos los días.

13 mar 2018 - 00:00

La historia y el presente marcan que la intersección de Martín Coronado y Avenida Libertador San Martín es el lugar elegido por los vecinos para manifestarse, festejar, hacerse oír o simplemente para juntarse. Es el punto de encuentro por excelencia de los vecinos en Jacobacci.

Esta emblemática esquina fue una de las primeras de la ciudad y hoy, cien años después, sigue siendo una de las más concurridas.

Hace 100 años esta es la esquina elegida para festejar o hacerse oír en Jacobacci

Los nombres de las calles que la forman fueron puestos en homenaje al Libertador de la Patria, José Francisco de San Martín y al dramaturgo y poeta argentino Martín Coronado, nacido en Buenos Aires el 4 de julio de 1850.

Si bien en sus inmediaciones funcionan entidades a las que diariamente asisten los vecinos y en razón de ello tiene una afluencia muy importante durante la mayor parte del día, también es el lugar de encuentro en toda ocasión especial –festejos populares, aniversarios, desfiles, marchas, etc.– y lo ha sido desde que los pioneros pusieron pie en esta tierra.

Los libros de historia la describen como una de las primeras esquinas de Jacobacci. Se formó unos años antes de la llegada del ferrocarril, en 1916, cuando se instaló allí uno de los primeros hoteles de la ciudad, el Argentino. En aquellos años eran sólo unas pocas camas, el hogar de paso de los viajantes que llevaban y traían los pedidos de Buenos Aires, pero rápidamente se convirtió en el lugar de encuentro de los inmigrantes que vivían en la zona. Es que, además de albergar a quienes pasaban por esta ciudad o trabajaban temporalmente, concentraba fiestas de fin de año, cumpleaños, celebraciones del aniversario del pueblo, fiestas de las colectividades españolas y árabes y las reuniones de pobladores que se juntaban a contar sus historias y vivencias.

Ya avanzado el siglo XX, la calle San Martín se convirtió en avenida y, luego, cada una de las manos fue dividida por un bulevar. Unos años después, justo en el sector oeste, en la intersección con Martín Coronado, se instaló el busto del ingeniero Guido Jacobacci para convertir definitivamente a este lugar céntrico de Jacobacci en el punto de encuentro y de celebraciones.

Corsos de carnaval, actos protocolares, desfiles de los aniversarios de la localidad, festejos de logros obtenidos por diferentes clubes de fútbol convocan a esa esquina emblemática, que también es el lugar elegido para manifestaciones y protestas sociales.

En 1916 el hotel Argentino, ubicado allí, ya concentraba las fiestas de fin de año,
de cumpleaños, celebraciones populares y reuniones de los pobladores.

Seguí informado, suscribite GRATIS a nuestro newsletter

NEWSLETTER

Suscribite a “Noticias del día”Recibí todas las mañanas un correo con toda la información.