Investigan si los restos óseos son del peón rural desaparecido en El Foyel

Hermanos y amigos de José Luis “Toto” Alvarado encontraron restos óseos el sábado. Fueron derivados al Cuerpo Médico Forense de Bariloche.

17 abr 2018 - 08:58

Ayer fueron derivados al Cuerpo Médico Forense, con sede en San Carlos de Bariloche, los restos óseos hallados el sábado por familiares de José Luis “Toto” Alvarado, el peón rural de 38 años desaparecido desde el 23 de febrero en El Foyel.

Según adelantó el jefe de la Unidad Regional, comisario Walter Lucero, “a través del dueño de la estancia Santa Lucía (donde trabajó Alvarado) tomamos conocimiento el sábado de que dos de sus hermanos y dos amigos hicieron caminando el trazado de Huella Andina que va desde el paraje Tacuifí hasta el campo (más o menos unos 300/400 metros). Sobre este sendero encontraron restos óseos. Inmediatamente se comunicaron con el fiscal de la causa, quien pidió la asistencia de personal policial de Criminalística y del Grupo de Montaña para concretar las pericias pertinentes”.

Más información: Aumentan recursos para encontrar al peón rural desaparecido

En detalle, el funcionario policial dijo que “se trata de vértebras, similares a las de un cordero o chivo”, aunque -según otras fuentes- a los investigadores “les llamó la atención su tamaño” y que “no estaban del todo blancas, como cuando se halla una osamenta de antigua data”.

“Seguramente en los próximos días tendremos un resultado concreto para establecer su procedencia”, agregó Lucero.

Te puede interesar: Buscan a un trabajador rural perdido hace una semana en Río Villegas

Cabe recordar que el trabajador buscado, residente en Bariloche, llegó por primera vez al campo el martes 20 de febrero (traído por el dueño) y tres días después nadie más tuvo noticias de él. Perros rastreadores determinaron que hizo el derrotero de unos 6 km por un camino vecinal hasta la ruta nacional 40, pero allí se perdió toda huella o evidencia de que haya tomado un micro o hecho dedo hacia Bariloche o El Bolsón (al parecer interesado en la Fiesta del Lúpulo).

Según Miguel Soriani (en hacendado que le dio una changa “porque me lo pidió la madre”), su empleado “no tenía plata en el bolsillo, porque aún no habíamos arreglado los $600 que le había prometido por día”.

El Bolsón

Seguí informado, suscribite gratis a nuestro newsletter

NEWSLETTER

Suscribite a “Noticias del día”Recibí todas las mañanas un correo con toda la información.

Últimas noticias de esta sección