Laxagüe hizo un llamado a “ser útiles al pueblo, como Ceferino”

El obispo de Viedma celebró la misa central en la tradicional peregrinación a Chimpay. En su homilía cuestionó a quienes tienen grandes responsabilidades en la Iglesia, el Estado, y la Justicia: “No estamos donde debemos estar”, dijo.

26 ago 2018 - 13:05

En obispo de Viedma, Esteban Laxagüe, hizo un fuerte llamado a “ser útiles al pueblo, como Ceferino” durante su homilía en la celebración de la peregrinación a Ceferino Namuncurá en Chimpay, este domingo.

Ante más de 12.000 fieles que llegaron de diferentes puntos de la región y el país, invitó a “encarar nuestra vida como Ceferino. Buscar el cómo unidos, codo a codo, buscando lo que nos une y no lo que nos diferencia, prontos al perdón que es el lubricante para la unión. ¿Para qué? Para servir a los demás, olvidarnos un poco de nuestro yo”.

Más información: Más de 12.000 personas celebraban a Ceferino en Chimpay

Laxagüe se preguntó acerca de “¿Cuánto sufrimiento por ese egoísmo por esa avaricia, por pensar cada uno en lo suyo, cuántas familias se destruyen, cuántos obreros se quedan sin trabajo, cuántos pequeños emprendimientos se tienen que cerrar porque no dan los números, cuánto descreimiento en quienes hemos puesto las fichas y no se acuerdan más de nosotros?”

También cuestionó las “ausencias de los que tenemos grandes responsabilidades dentro de la Iglesia, dentro del Estado, dentro de la Justicia. No estamos donde debemos estar. Ceferino nos enseña a ponernos de pie, a buscar el cómo pero siempre con esa meta clara: ser útiles a los demás. Que nuestra vida se desgaste en eso. El lema que nos convoca en esta fiesta dice “Como Ceferino joven, renovamos la historia”.

Te puede interesar: Así arrancó la procesión a Ceferino en Chimpay

El poncho y la boleadora

“Jesucristo nos ha cautivado y en esto metió la mano y el poncho, Ceferino. Tiró la boleadora y nos fue arriando para encontrarnos con Jesús. Aquí estamos, creemos en Jesús, el señor de la historia, el amigo que nunca falla, el que está siempre. Jesús nos mira a los ojos, en el corazón, no porque duda de nosotros sino para renovar nuestro sí. Nos pregunta: ¿ustedes me quieren dejar? Nos provoca. Y nosotros salimos de la vaina y queremos ya decirle ‘No señor nosotros creemos en tí; tu tienes palabra de vida eterna’. Hoy estamos aquí para renovar nuestra fe en Jesús. No hay nada más hermoso que conocer a Jesús, encontrarnos con él y no lo queremos perder”.

“No se puede improvisar”

Queremos ser un pueblo que se pone de pie, que decide su historia, un pueblo que no se resigna con lo que se le vende o lo que se le propone, sino un pueblo que piensa y que después de pensar vuelve a su historia y a partir de allí dice yo quiero. Pero no quedando sólo en el yo quiero. Para un niño, ser útil es abrirse al estudio, no se puede improvisar. La historia nos demuestra que todos los que improvisaron hicieron mamarrachos. No se puede improvisar una familia, no se puede improvisar un emprendimiento, ni los destinos de un pueblo. Nosotros queremos ser un pueblo que piensa cómo llevar adelante este proyecto de hacer una historia nueva. Y Ceferino nos dice: ‘si no nos unimos no va a pasar nada’.

Sobre los mapuches: “Basta de separarlos”

“En estos días, con fuerza, han resonado nuestros hermanos mapuches, los hermanos de raza de Ceferino. Tenemos que unirnos, basta de separarlos. Unirnos si no, no lograremos nada. Ceferino descubre que tiene que estudiar para ser útil. Nosotros descubrimos que para construir la historia tenemos que unirnos.

La “gran enseñanza” de Ceferino: “escuchar al que está al lado”

“Para escuchar a Dios no hay que aislarse de nuestros hermanos, sobre todo los que sufren. El que se encierra para escuchar a Dios, ¿a quién escucha? A sí mismo, su egoísmo. Para escuchar a Dios hay que escuchar al que está al lado nuestro. Esa es la gran enseñanza que Ceferino nos da. Jesús le dijo a Ceferino: ‘¿y vos me querés abandonar, y vos no querés preocuparte por tu gente, vos querés seguir este tren de la miseria, de la angustia, de la pobreza. Ceferino escuchó la voz de Dios y aquí en esta tierra dice: yo quiero estudiar para se útil a mi pueblo”.

Redacción Central

Seguí informado, suscribite GRATIS a nuestro newsletter

NEWSLETTER

Suscribite a “Noticias del día”Recibí todas las mañanas un correo con toda la información.