Mercedes Sosa y Fito en un broche inolvidable

Una multitud acompañó la última jornada de la Fiesta de la Manzana.|Reviví los mejores momentos en el especial del Suple Alternativ@s| 

16 feb 2009 - 00:00

ROCA (AR).- Son de esas figuras que convocan; que sobre el escenario generan un magnetismo inigualable, imborrable. Y anoche, Mercedes Sosa y Fito Páez volvieron a demostrarlo con dos espectáculos que cerraron esta magnífica edición de la Fiesta Nacional de la Manzana.

Fue la quinta y última noche. Esta vez no habrá "bonus extra" como sucedió en los últimos años cuando las autoridades de la comuna decidieron extender un día más el festejo. Pero fueron cinco jornadas sin fisuras. Y donde el público respondió -tal vez en mayor número- que en ediciones anteriores.

Desde temprano miles de personas volvieron a colmar el predio de la XXXVII de la Fiesta Nacional de la Manzana, que el sábado a la noche (domingo a la madrugada) se vio desbordado por las casi 100.000 personas que ni siquiera amagaron a marcharse cuando comenzaron a caer algunas gotas de lluvia mientras Miranda hacía delirar a los jóvenes.

Miles de familias se acercaron y recorrieron el predio, aunque en menor cantidad, debido al viento y la amenaza constante de lluvia. A pesar de ello, la temperatura continuó siendo agradable y la gente comenzó a ubicarse en los puestos de comida, o en los escenarios para disfrutar de los diferentes shows musicales.

Antes de que comiencen los números principales, llegó la primera emoción de la noche con el concurso del peso de la manzana. Los participantes realizaron una minuciosa selección de los frutos y adivinaron su peso, pero finalmente Maria Alarcón de Roca, fue la afortunada. Adivinó con menos de un gramos de diferencia y se llevó una casa de tres dormitorios y totalmente amueblada. Al conocerse ganadora, estalló en llanto, ya que su familia no tiene vivienda propia. Posteriormente, el intendente Soria prometió ayudar a gestionar un terreno para ubicarla.

Anoche, pasadas las 22, Mercedes Sosa subió al escenario y con su inigualable voz, otra vez llevó al público a recorrer sus grandes éxitos y a demostrar por qué se mantiene vigente en los escenarios del país. Previamente, en una íntima conferencia de prensa, agradeció por la invitación. Con su clásica vestimenta de poncho rojo, se sentó en el escenario mayor y deleito al público con temas como la zamba "Agitando pañuelos", "La simple" y "Serenata para la tierra de uno" de María. Elena Walsh.

Los fanáticos volvieron a estremecerse cuando la "negra" invitó, cerca de las 23, a subir al escenario al rosarino Fito Páez y cantaron a dúo "Dale alegría a mi corazón". Luego, estremecieron a más de uno con temas que hicieron historia dentro del rock en nuestro país. Páez estuvo acompañado por la banda rosarina The Killer Burritos con la que presentó su nuevo disco "No sé si es Baires o Madrid". Antes, Aymama también dejó sus aires con ritmo de folclore sobre el escenario manzanero. La roquense Mora Martínez, la guitarrista Florencia Giammarche y la pianista Paula Suárez fueron recibidas con aplausos por el público regional, tras su exitoso paso por Cosquín.

NEWSLETTER

Suscribite a “Noticias del día”Recibí todas las mañanas un correo con toda la información.