Murciélagos, lejos de ser tan malos como los pintan

Se alimentan de la mosca de los frutos y de otros insectos y son claves en la polinización.

12 oct 2014 - 00:00

Definitivamente tienen mala prensa. Están asociados con la noche y lo oscuro. Hasta la literatura y el cine los convirtieron en aterradores. Sin embargo, luego de los roedores, son los mamíferos que más abundan en el planeta, y existen nada menos que alrededor de 1.100 variedades, diferenciadas, en gran medida, por su forma de alimentación. De hecho ya habitaban la tierra hace 65 millones de años y, desde ese momento, prestan sus servicios para garantizar la supervivencia de numerosas especies imprescindibles para la vida en este planeta.

Se trata de los murciélagos. Aunque se los asocia al consumo de sangre, sólo tres subgrupos se nutren del fluido de animales, y lo hacen sin la truculencia que, a fuerza de inventiva, se grabó en el imaginario popular. El resto consume insectos, frutas, polen o néctar de flores. De hecho, son sus formas de alimentación las que los convierten en claves para mantener vigentes ciertos mecanismos naturales y formas de vida.

En una noche, los insectívoros pueden consumir una enorme cantidad de individuos, lo que mantiene "a raya" la supervivencia de determinados cultivos, que serían blanco de esos predadores si no se los comieran.

Con respecto a las especies naturales, hay plantas que sólo pueden ser polinizadas por ellos. El caso emblemático es el "ágave tequilero", de cuya flor fermentada se extrae el tequila. El murciélago hocicudo, que habita en los bosques templados del centro y norte de México y del sur de Estados Unidos, es el único que liba su néctar y perpetúa la variedad. En el caso de los que comen frutas, como las llevan por largas distancias y van defecando sus restos, generan las denominadas "lluvias de semillas". Una verdadera dispersión de vida que producen durante cada una de sus incursiones nocturnas.

"En Río Negro, la especie que abunda es la Tadarida Brasiliensis, vulgarmente conocida como Cola de Ratón, una variedad migratoria que vive en el oeste y el sur de Estados Unidos, México, Centroamérica, Indias Occidentales, Chile y nuestro país. Como se alimenta de insectos, es básica en el control de plagas. De hecho la carpocapsa o mosca de la fruta, que es tan problemática para los productores del Alto Valle, está dentro de su dieta" manifestó Mirta Carbajal, integrante de la fundación ambientalista Inalafquen y delegada en Río Negro del Programa de Conservación de los Murciélagos de Argentina (PMA).

No son una plaga y deben ser protegidos

Debido a su importancia como especie, los murciélagos de ninguna manera pueden ser tratados como plaga, de hecho, existen acciones que los protegen, basadas en protocolos de exclusión que no apunten a eliminarlos, en el caso de que se requiera intervenir en alguna situación que involucre la interacción entre la especie y los seres humanos.

En San Antonio Oeste, por caso, la detección de un brote de rabia en una colonia de murciélagos que históricamente habitó en el cielorraso de la Escuela Nº 6 produjo este año temor entre los padres, y revivió los mitos que existen sobre ellos.

"Existen mecanismos ante la detección de un brote, para vacunar y proteger a los animales domésticos, que son los que pueden recibir una mordedura del individuo afectado si acercan a él y lo tratan como a una presa, ya que los murciélagos no atacan a los humanos" explicó Mirta Carbajal. Después, hay formas de evitar, sin dañar a la especie, que colonicen algunas estructuras, bloqueando posibles vías de acceso.

Sin embargo, más allá de la estigmatización popular que los persigue, las características de los murciélagos son fuente de estudio para la comunidad científica. Es que varios expertos están convencidos de que a través de un concienzudo análisis de determinadas posibilidades con las que cuentan podrán efectuar descubrimientos valiosos para la humanidad. Una de ellas es su asombroso poder de regeneración, basado en la capacidad de duplicar su ADN de manera espontánea. Uno de los últimos desvelos de aquellos que, lejos de espantarse, se dedican a admirarlos e investigar sus envidiables mecanismos.

NEWSLETTER

Suscribite a “Noticias del día”Recibí todas las mañanas un correo con toda la información.