Neuquén es amigable para el ecosistema emprendedor local

La ciudad cuenta con los espacios necesarios para incubar proyectos jóvenes. Los desarrollos individuales o de pequeños grupos se ven cada vez con más frecuencia.

07 sep 2018 - 18:11

Para que un ecosistema pueda madurar necesita de un contexto amigable, que sea lo suficientemente sustentable para que los actores que lo componen puedan desarrollarse y de esta manera lograr ampliar sus horizontes. Y para que un emprendedor pueda trascender necesita sumergirse dentro de este tipo de ecosistemas que le permita explotar su plenitud. Es casi imposible hablar de uno sin el otro.

Neuquén sabe de esto y cuenta con espacios de coworking y crowdworking destinados a potenciar el emprendedurismo regional. Estos lugares acompañan al emprendedor y le brindan las herramientas necesarias para poder alcanzar su plenitud. Hay ofertas privadas y públicas. El objetivo es que interactúen con profesionales y con otras personas en su misma situación. Les ayudan a crear redes, sociedades y les dan el apoyo necesario para poder trascender.

Desde el año pasado el Centro Pyme Adeneu, a través del Club de Emprendedores, brinda un espacio colaborativo, abierto y gratuito, diseñado para emprendedores, pymes y profesionales.

El coordinador de este club, Maximiliano Grande, expresó que “semanalmente pasan entre 40 y 60 emprendedores por el club, entre las distintas actividades que promovemos”. Y precisó que “el año pasado pasaron 2.000 emprendedores y este año calculamos que va a superar los 2.500”.

Te puede interesar: Mucho más que una mesa compartida en Neuquén

Además de desarrollarse talleres, capacitaciones, actividades públicas vinculadas con el emprendedurismo, el club sirve como un espacio de coworking. En lo que va del año llevan desarrolladas 20 actividades, tienen en carpeta desarrollar 10 más y es probable que se sumen algunas más.

Otro espacio público destinado a emprendedores es La Cigüeña Crowdworking, gestado por la dirección general de Economía Social del municipio. Trabajan con emprendedores que tengan proyectos con base tecnológica y cuentan con el apadrinamiento de la empresa Telefónica.

La directora del área, Rocío Martínez, sostuvo que nuestro objetivo es brindar “un espacio gratuito donde puedan trabajar, tener sus reuniones de trabajo, donde pueden conectarse con otras personas que están en su misma situación y otras que pueden ayudarles a mejorar su proyecto”.

El director de La Cigüeña, Guillermo Bertoni, indicó que lo que buscan es “ayudar a los emprendedores a dar el puntapié, armar el modelo de negocio, y orientarlos en cada paso”. Y agregó que si alguien tiene la idea de una aplicación, “no hace falta que sea un desarrollador, técnico o ingeniero. Nosotros lo que hacemos, es que al tener una ramificación de contactos, podemos acercarte a alguien en que lo puede ayudar o se puede armar una sociedad”.

Incubadoras de Startups

Ambos espacios trabajan con emprendedores que tienen sus proyectos en diferentes estadios. Antes sumarlos evalúan la viabilidad de las ideas y la posibilidad de crecimiento. El objetivo no es descartar, sino asesorar para llegar al éxito de la idea. Si bien no cumplen el rol de financieras, le permiten a los usuarios introducirse en redes, formar parte de programas y acceder a un abanico de contactos que les permiten desarrollarse.

Los lugares de coworking potencian emprendedores, arman redes y a través de capacitaciones y herramientas ayudan a fortalecer proyectos.
En números
864
emprendedores son los seguidores de la comunidad de Google de Neuquén, que nació hace tres años.
2.500
emprendedores se estima que van a pasar por el Club este año.
$ 3.500
es el costo mensual de un espacio privado de coworking en Neuquén. Con ese monto el usuario puede acceder todo el mes libremente.
Coworking: las oficinas del emprendedor moderno

Los espacios de coworking son lugares de trabajo pensado para cualquier tipo de emprendedores. Entre sus funciones más básicas, le brinda al usuario la posibilidad de desarrollarse en un ambiente de trabajo profesional, sin necesidad de alquilar una oficina y le permite salir de su lugar de residencia.

No es que se obliga al usuario a interactuar entre ellos, pero el hecho de estar trabajando frente a alguien, al tiempo genera que se empiecen a hacer las primeras las conexiones.

La coordinadora de Malón Coworking, Nadia Giacinti, expresó que “son muchas personas que están empezando con proyectos, y no solo tienen dificultades propias de su actividad. El hecho de estar rodeado de otras personas que están en la misma situación, logra que tarde o temprano se armen redes y sociedades que sirven para evacuar dudas y compartirse trabajos”.

Las oficinas de este espacio se caracterizan por ser amplias con mesones grandes, particulares de los espacios de coworking orientados a los emprendimientos digitales o de prestación de servicios. Le dan la posibilidad al usuario de tener recepción de clientes, recepción de paquetería, y oficinas para teleconferencias. Además están adheridos a la Visa Coworking, que es un acuerdo internacional de espacios similares en todo el mundo, que le permite a los usuarios usar las oficinas adheridas.

“Lo que hacen estos espacios es permitir que tengan todos los servicios disponibles de una gran empresa. Que pueda potenciar su imagen empresarial y ayudarlos a crecer más rápido”, cerró Giacinti.

“La idea del espacio es ayudar a emprendedores a conectarse, generar redes, comunidades. No sólo se trata de una oficina”,
dijo el coordinador del Club de Emprendedores, Maximiliano Grande.
“Cada vez hay más emprendimientos tecnológicos. Y está bueno que hayan espacios que los acompañen y los asesoren”,
indicó la directora general de Economía Social del Municipio, Rocío Martínez.
La comunidad de Google capacita en la región

La gigante de Google promueve un programa a nivel mundial con la idea de formar comunidades, no solo para que trabajen con las tecnologías de ellos, sino también para que tengan autonomía de proyectos.

Hay más de 700 grupos del GDG, alrededor de 117 países y aproximadamente hay 470.000 miembros. En Argentina hay cuatro grupos, tres con sede en Buenos Aires y uno con sede en Neuquén.

El GDG de la región, además de trabajar en proyectos propios, se encarga de brindar charlas, capacitaciones y cursos al ecosistema emprendedor local.

El coordinador del GDG de Neuquén, Sebastián Herrera, dijo que su idea “es agregar valor a todo el ecosistema que hay en la zona, a través de actividades, charlas, encuentros mensuales. Donde tratamos tecnologías específicas, o damos talleres”.

En marzo del 2016 empezaron a tener reuniones periódicas todos los meses, y con el tiempo vieron la necesidad de ampliar las fronteras y armaron subgrupos para poder practicar las nuevas tecnologías.

Este año dieron tres capacitaciones en la Facultad de Informática, una de programación web, otro de la nube de Google y recientemente uno de inteligencia artificial.

“Nosotros hemos hecho actividades, en el Club de Emprendedores, en Malón, en La Cigüeña, nuestra idea es ir rotando, para de a poco ir compartiendo conocimientos y lograr subir la vara del emprendedurismo local”, precisó.

Sus actividades las promueven a través de la plataforma Meetup y en conjunto con el Alto Valle, arman una cuantiosa comunidad de 864 miembros, de los cuales más del 80% son locales y el resto de afuera.

“El año pasado éramos alrededor de 200 miembros y hoy hemos aumentado cuatro veces en número. Y esto tiene que ver gracias a atender las necesidades que nos planteaba la comunidad, al hacer estos talleres que brindan herramientas”, cerró Herrera.

Trabajan con estudiantes, egresados, profesionales, pero su objetivo está en sumar e incentivar a los emprendedores locales.

La ventaja de tener emprendimientos de base tecnológica es que, al tratarse de infraestructura digital, es mucho más barato que en otros rubros.
Neuquén

Seguí informado, suscribite GRATIS a nuestro newsletter

NEWSLETTER

Suscribite a “Noticias del día”Recibí todas las mañanas un correo con toda la información.