Niños, especialmente afectados por los desastres naturales

Desde Unicef advirtieron que de las más de 200 millones de personas que sufren cada año las consecuencias de catástrofes naturales, la mitas son menores de edad.

09 may 2011 - 00:00

Más de 200 millones de personas sufren cada año las consecuencias de catástrofes naturales como inundaciones, sequía o tormentas y la mitad de las víctimas son niños, en especial en los países de África y Asia, advirtió hoy el fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (Unicef).

Las catástrofes climáticas afectan más a los niños, que de por sí se ven debilitados por la malnutrición y las enfermedades en estas regiones del mundo.

Los niños mueren, resultan heridos, pierden a sus padres y su hogar, recuerda el informe de Unicef sobre la infancia en las regiones en crisis. Agrega que en 70 por ciento de los casos, las causas son de origen climático.

Agencia DPA

NEWSLETTER

Suscribite a “Noticias del día”Recibí todas las mañanas un correo con toda la información.