Preocupa el aumento del caudal del río Negro

Consecuencias de una mayor erogación desde Arroyito

27 jun 2012 - 00:00

CIPOLLETTI (AC).- El aumento del caudal del río Limay ocasionó filtraciones en algunas casas del barrio María Elvira, en la ribera del Negro, mientras que en otras propiedades el agua anegó parte del predio. Ayer, el intendente Abel Baratti recorrió la zona y se comprometió a enviar camiones para rellenar los lugares más bajos. El barrio está ubicado a orillas del río Negro, que se forma con los caudales del Limay y del Neuquén. El aumento de las erogaciones de las presas que regulan los niveles en los valles, Arroyito y El Chañar, afecta directamente su caudal. “Actualmente el Limay está en 900 metros cúbicos por segundo, lo que no alteraría demasiado al barrio, aunque ya se pueden observar algunas lagunas en los patios y en las calles por la filtración del agua”, explicó Baratti. Sobre un sector de la costa se realizaron defensas pero muchos predios quedaron más bajos y el agua filtra generando lagunas. De acuerdo con la información que brindó el intendente, esta semana los caudales se mantendrán igual aunque reconoció que si hay mayor demanda energética las presas podrían erogar más agua lo que complicaría el panorama. Ayer, por el río Negro pasaron alrededor de 1.400 metros cúbicos por segundo. A principios de abril se vivió una situación similar pero en los barrios cipoleños ubicados sobre la costa del río Neuquén, cuando éste aumentó su caudal un 200% para hacer frente a la demanda energética que generó la ola polar que afectó al país. En Costa Norte, Costa Sur y Labraña el agua llegó al borde de las casas. La municipalidad tuvo que evacuar a un hombre mientras que mantuvo el alerta ya que otras viviendas corrían riesgo de quedar inundadas. A fin de la semana pasada, el presidente de la Autoridad Interjurisdiccional de Cuencas, Elías Sapag, alertó nuevamente a los municipios por posibles aumentos de los caudales, especialmente en el río Limay. Dijo que por la demanda eléctrica podría llegar a los 1.200 metros cúbicos por segundo de promedio diario, un 30% más que en la jornada de ayer. Por eso recomendó “mantener las costas libres”. Sapag reconoció que como desde hace cuatro años no se realizaba este nivel de erogaciones, muchos sectores de las costas fueron ocupados. En un escenario de alta dependencia del gas y de escasez por la falta de oferta, el gobierno nacional le saca el jugo a las centrales hidroeléctricas, almacenando agua para escenarios como los de las últimas semanas.

NEWSLETTER

Suscribite a “Noticias del día”Recibí todas las mañanas un correo con toda la información.