Salieron a comprar y los encontraron muertos en un auto en un desagüe

El siniestro ocurrió en San Juan y le costó la vida a una joven de 19 y su novio de 25.





Una joven de 19 años y su novio de 25 fueron hallados muertos esta mañana en el interior de un vehículo que estaba sumergido en un desagüe en la ciudad de San Juan, luego de que se alertara a la policía por la desaparición de la pareja.

El padre de la chica explicó que su hija y la pareja salieron de su casa alrededor de las 23 del lunes para comprar y como no regresaron radicaron la denuncia policial a las 4:30 ya del martes.

De inmediato, la Policía realizó un rastrillaje por la zona y pasadas las 8 de la mañana hallaron el auto Volkswagen Vento blanco en el interior de un desagüe, con gran cantidad de agua.

Los peritos determinaron que en el interior del vehículo se encontraban los cuerpos sin vida de Emiliano MEreles y Gimena Castro.

Personal de Delitos Especiales de la policía de San Juan trabajó en el lugar para determinar las causas que generaron este hecho que enlutó al departamento de Angaco.

De acuerdo a las primeras investigaciones, los peritos estiman que el vehículo circulaba a gran velocidad y no pudo evitar caer al desagüe. El dueño de una finca que colinda con la calle en la que ocurrió el accidente, en inmediaciones de Mitre y Divisoria, halló el Volkswagen Vento dentro del profundo canal y enseguida dio aviso a la Policía.

El fiscal Adrián Riveros afirmó que el rodado cayó al canal producto de una maniobra intempestiva del conductor. El lugar es tan profundo que debieron sacar el vehículo con una máquina de Vialidad Provincial.

En tanto, los cuerpos fueron trasladados a la morgue y se aguardan los resultados de las autopsias para determinar los causales de muerte.

Daniel Castro, papá de la joven, aseguró entre lágrimas que recorrió «todo San Juan» para ver si los encontraba. «Fui hasta el Dique, pasé tres veces por el lugar donde fue hallado el vehículo esta mañana, pero no los vi», aseguró el hombre en declaraciones formuladas a la prensa.

«Gimena era el ángel de mi casa, la más querida de toda la familia. Ellos anoche habían estado midiéndose ropa para ir al cumpleaños de 15 de la sobrina de él, estaban tomando mates con nosotros, nos reíamos. Y se fueron. Ella quería ser psicóloga. Yo soy chofer de colectivos. Lamento no haberla disfrutado más. Era la luz de mis ojos», reveló Castro.


Fuente: Noticias Argentinas


Comentarios

Comentarios

Para comentar esta nota debes tener tu acceso digital.
¡Suscribite para sumar tu opinión!

Suscribite

Logo Rio Negro
Salieron a comprar y los encontraron muertos en un auto en un desagüe