Temporada invernal récord para la región

Tanto Río Negro como Neuquén atraviesan un buen momento turístico. Claves del por qué se eligen las plazas.

25 jul 2018 - 19:58

Más de 1.200 millones de pesos se gastaron en los 15 días de vacaciones, en los principales centros invernales de Río Negro Y Neuquén. La gran cantidad de nieve, sumado a la fuerte devaluación que sufrió el peso a partir de abril, dio el marco ideal para que miles de turistas del país y el exterior elijan las pistas de esquí de la región.

Durante la primera quincena del mes, visitaron los principales centros de la provincia de Neuquén alrededor de 25.000 personas. “Se pudo comprobar que se generó un ingreso, en concepto de gasto turístico, que ronda los 350.527.170 pesos”, aseguró la ministra de Turismo de la provincia, Marisa Focarazzo.

Los datos corresponden al período en el que trece provincias se encontraban de vacaciones de invierno: del 2 al 15 de julio. Fueron relevados a través de los entes municipales de San Martín de los Andes, Villa La Angostura, Villa Pehuenia - Moquehue y Caviahue, y en el caso de la capital, por el propio ministerio. “Hasta el momento se generaron 102.928 pernoctes en los cuatro centros invernales y en la ciudad de Neuquén”, manifestó Focarazzo.

El informe estadístico detalla que San Martín de los Andes, sobre un total de 6.516 camas diarias habilitadas, alcanzó su máximo nivel de ocupación el domingo 8 y el sábado 14 de julio, con un 64 y un 69% de ocupación, respectivamente. Se vendieron un total de 40.969 camas - noches en los primeros quince días. El Cerro Chapelco recibió el pico más alto de visitas durante el 17 de julio, con 5.700 esquiadores sobre las pistas. Según declaraciones de la administración del cerro, en lo que va de la temporada se superó en un 30% al registro del año pasado, comparándolo con el mismo período.

Agustín Neiman, gerente general de Chapelco Ski Resort, sostuvo que “un gran número de los visitantes llegan por primera vez, hay más público de fin de semana y ya no hay un día de recambio como antes. Agregó: “la gente elige iniciar sus vacaciones con más comodidad y eso nos permite sostener buenos registros toda la semana”.

Villa La Angostura y Caviahue obtuvieron su mejor ocupación de la quincena el 15 de julio, con un 60% en habitaciones y el 59% en plazas, y un 62% en habitaciones y un 64% en plazas, respectivamente. El centro turístico que cuenta con el parque de nieve Batea Mahuida (Villa Pehuenia - Moquehue) obtuvo una ocupación promedio en plazas del 60% durante la segunda semana de julio, totalizando los 8.705 pernoctes durante la primera quincena. Estas cifras superan en 9,37 puntos a la ocupación de la primera quincena de julio de 2017 y en 33% a los pernoctes registrados en el mismo período.

En el caso de la ciudad de Neuquén, considerada como principal destino de paso, la ministra afirmó que “obtuvo picos de ocupación que rondan el 73% en plazas y el 77% en habitaciones”. Sumó que “en total se vendieron 23.633 camas noches durante la primera quincena”.

Bariloche a full

Unas 25.000 personas duermen cada noche en un hotel o cabaña de Bariloche, que vive la mejor temporada invernal de la última década en cuanto a visitantes, aunque el nivel de gasto es moderado y la búsqueda de precios antes de comprar se transformó en tendencia.

El tránsito en horas pico (y no tanto) es el reflejo de la capacidad colmada de la ciudad que supera el 90% de la oferta de alojamientos. Cada día hay largas colas que llegan hasta 4 kilómetros para circular a paso de hombre hacia el oeste en horas del mediodía y al atardecer, cerca de las 18, la circulación es inversa por los miles de turistas que regresan de excursiones o de pasar su día de esquí en el cerro Catedral.

La calle Mitre también toma el pulso de la realidad. La gran circulación de peatones obligó al municipio a disponer cada tarde, a partir de las 18, la peatonalización de la arteria comercial. En ese horario son miles de personas las que circulan, miran vidrieras, consultan precios y consumen en los comercios locales.

“La ocupación creció muy por encima de lo previsto, estamos en la mejor temporada de los últimos 10 años y en el caso del gasto creció un poco, pero tal vez no al mismo nivel”, admitió a “Río Negro” la ministra de Turismo, Arabela Carreras.

Los números del Observatorio de Turismo en el comienzo de temporada estimaban un gasto promedio de $ 2.300 diarios por persona que hoy significarían un movimiento económico de $ 57 millones por día en la ciudad. En las dos semanas de alta temporada el impacto rozaría los $ 865 millones.

Carreras dijo que “el nivel de gasto viene bien, no es gasolero, varía por supuesto entre turistas nacionales y extranjeros pero el movimiento económico de la ciudad es virtuoso”. Días atrás en la misma línea había opinado el secretario de Turismo local, Gastón Burlón, al señalar que “hay turistas de todo tipo” desde gasoleros a los que no reparan en el gasto.

Desde la Cámara de Comercio, en una evaluación preliminar señalaron que en el rubro indumentaria y regionales se registra una suba en ventas del 9% en unidades y en alimentos se visualiza una caída del 2%. Los datos corresponden a comercios céntricos donde mayoritariamente se mueven los turistas.

En el cerro Catedral la concesionaria de los medios de elevación indicó que hay un 15% más de visitantes que el invierno pasado, mientras que los operadores de servicios vinculados al esquí señalan que hay más peatones y menos esquiadores en la montaña.

Para los comerciantes de la calle Mitre el turista “pregunta mucho los precios, se toma su tiempo, compara y un día antes de irse vienen a comprar”, relató una empleada de la chocolatería La Abuela Goye que nota un movimiento similar a cada invierno. La comercialización del chocolate tiene una lógica particular y es que “cada turista que viene lleva sí o sí chocolate como un presente, es un producto que siempre se vende”.

Héctor del local de recuerdos e indumentaria Amancay Patagonia opinó que en general “el turismo es gasolero, salvo los brasileños que gastan más”. Para este comerciante “se ve más gente que otros inviernos pero la venta es casi igual”.

En el restaurante Friends, un local que lleva 33 años en la calle Mitre, se dio este invierno un fenómeno de colas de espera en la calle todos los mediodías. “Hay mucha gente, el consumo es bueno, se nota un poco más de turistas que el año pasado”, admitió Ricardo que trabaja desde 11 años en el local que tiene buena clientela entre brasileños y extranjeros de otras nacionalidades que llegan a buscar el bife de chorizo como un menú típico argentino para no perderse.

Entre los comerciantes de Mitre admiten que hay una realidad diferente para las primeras 3 o 4 cuadras donde circula más gente en comparación del resto porque los turistas que caminan la arteria comercial mayoritariamente no avanzan más allá de la calle Bestchedt. Tiendas de recuerdos e indumentaria alusiva a Bariloche, chocolaterías, cafés y restaurantes tienen una afluencia constante, pero disminuye en los locales de ropa de marca.

Neuquén y Bariloche

Seguí informado, suscribite GRATIS a nuestro newsletter

NEWSLETTER

Suscribite a “Noticias del día”Recibí todas las mañanas un correo con toda la información.