"Truco", pero con cartas patagónicas

Un neuquino creó un mazo inspirado en la región. El rey es el cacique Sayhueque.

09 nov 2000 - 00:00

NEUQUEN (AN).- La Patagonia tiene su propio mazo de naipes. Y sus reyes no tienen corona ni capa: andan con el torso desnudo empuñando un facón.

En realidad, el rey está muy lejos del clásico modelo anglosajón. Es el mismísimo cacique Sayhueque, "El Rey de las Manzanas".

La idea de René Diorio tomó fuerza hace un par de años y se hizo realidad en la última semana, cuando en sus manos estuvieron "las 40" que conforman el auténtico juego de mesa criollo.

El hombre, un neuquino de 69 años, presentará el Naipe Argentino Patagonia (NAP) mañana a las cuatro de la tarde en la Capital Federal, más precisamente en las oficinas de la firma World Sport.

Aunque todavía hace falta hacer algunos ajustes, los naipes con el reglamento y en una coquetísima caja (de madera y de cartón) ya están listos para salir a la venta.

Diorio comentó que la primera remesa, de alrededor de 600 unidades, "ya está vendida y afortunadamente ha tenido muy buen impacto como alternativa de regalo empresarial en varias empresas de la región". Diorio es periodista radial y vive en el barrio Confluencia de esta ciudad.

Allí, con la ayuda de su esposa, María Cristina Moya, trabajó para terminar con el proyecto que "es íntegramente neuquino y que seguirá haciéndose en Neuquén".

Cada uno de los dibujos es original, y casi todos fueron realizados por el artista Juan Carlos Martínez. La impresión está a cargo de la gráfica Flamini y las cajas "totalmente artesanales" fueron construidas por Felipe Juri. Las hay de cartón y de madera, según sea el pedido.

En el reglamento único del truco, Diorio se encarga de explicar que el proyecto NAP es un nuevo intento por revalorizar la cultura nacional, y como para reforzar las afirmaciones, dentro de la caja incluye los porotos y un par de cintas de escarapela.

En tren de hacer docencia con algunas cuestiones, el autor pone blanco sobre negro en algunos temas, como por ejemplo aclara que la mara no es una liebre como todos creen.

"No es una liebre, es un cuis gigante", explica el veterano, quien armó los textos bajo la supervisión del historiador Polito Belmonte.

Entre otras particularidades del mazo de naipes, está el as de copa, que no es otra cosa que enorme mate de plata. Los demás naipes de ese palo son mates convencionales.

El cierre del libro del reglamento ofrece cuartetas inéditas. "Aquí estoy porque he venido, y ya que vine me quedo si pude decir envido decir truco también puedo", dice uno de los cantos que se ofrecen para el envido y el truco.

NEWSLETTER

Suscribite a “Noticias del día”Recibí todas las mañanas un correo con toda la información.