Amplio debate por el paso del tren con metanol

Se realizó en Neuquén con la participación de varios organismos.



NEUQUEN (AN).- La exposición del plan de contingencias para el paso del tren con metanol por las ciudades neuquinas, realizado ayer en esta ciudad ante representantes de diversos organismos de seguridad y prevención, reveló que hay interrogantes que deberán ser superados antes de que la máquina se ponga en marcha, con su carga de 1.000.000 de litros del combustible procesado en la planta que Repsol construyó en Plaza Huincul.

El transporte del líquido hasta el puerto de Ensenada, atravesando varias provincias, estará a cargo de Ferrosur y podría comenzar en la primera semana de marzo.

La expectativa del encuentro de ayer estuvo marcada por la reacción que manifestó el intendente de Roca días atrás, cuando ante las dudas que plantea el paso del convoy por los centros urbanos presentó un recurso de amparo ante la justicia, trámite que técnicamente se define como “medida satisfactiva”. La preocupación del funcionario se vio reforzada con similares planteos de otros organismos oficiales de la vecina provincia.

“Nosotros estamos reuniendo información, datos y elementos que nos permita formarnos un juicio definitivo, para entonces decidir una acción si creemos que es necesario”, dijo la defensora del Pueblo, Blanca Tirachini, tras el encuentro.

Tirachini dijo que si bien quedó muy claro que existen varios puntos relacionados con la seguridad que no están garantizados, “me conformó el grado de participación de representantes de bomberos de esta ciudad y de personal de Defensa Civil de las diversas localidades, porque demostraron que conocen la problemática y presentaron inquietudes con argumentaciones muy sólidas”.

El tren con metanol debía comenzar a circular en estos días, pero por diversos inconvenientes de último momento se postergó el traslado del combustible por unas semanas. En lo que resta hasta que se inicie el transporte, Ferrosur y Repsol se comprometieron a ofrecer capacitación y elementos a los organismos de seguridad, ante la necesidad de intervenir por un eventual accidente.

Uno de los planteos que se hicieron en la reunión de ayer estuvo referido a la efectividad que tendría el vagón cisterna, teniendo en cuenta que irá en la parte de avanzada y de ser requerido en otra parte del convoy, habría dificultades para usarlo.

“En la ciudad hay 27 pasos a nivel que conforman un punto muy sensible y debe garantizarse la seguridad. Hace un año, cuando se habló del tema, el cálculo económico para instalar barreras electrónicas y otras medidas, era de 1.500.000 de pesos. ¿Quién afrontaría ese gasto?”, planteó Tirachini.

Ferrosur no tiene personal para afrontar un eventual accidente por derrame o explosión, de manera que sería aportado por equipos de Repsol, según se informó ayer.

A la charla ilustrativa del plan de contingencias asistieron representantes de entidades de esta ciudad, Plottier y Senillosa.


Comentarios


Amplio debate por el paso del tren con metanol