Sol de Mayo está preparado para el primer cruce



FOTO Pablo Leguizamon

*por Carlos Morando, Corresponsalía Viedma.

Sol de Mayo es el único equipo regional que buscará el ascenso al Nacional B. Tendrá un camino largo en la lucha por el segundo boleto, ya que el primer ascenso se definirá en el pentagonal al que no pudo acceder durante la segunda fase.
El equipo viedmense no tendrá margen para el error y sus aspiraciones en cada llave se reducirá a 180 minutos.Mañana será local de Unión de Sunchales en el duelo de ida por los playoffs y quiere romper la racha negativa de 10 partidos sin ganar para tener tranquilidad.


“Ahora viene la hora de la verdad”, arrancó el técnico Adán Valdebenito en diálogo con ‘‘Río Negro. “Jugamos bien varios partidos pero no terminamos con un puntaje que no me gusta. Como parte del cuerpo técnico, nos relajamos. Eso se transmitió a los jugadores y no logramos estar a la altura en la segunda fase”.
El DT, y a su vez presidente, fue autocrítico ya que no logró repetir el papel de la primera fase que lo depositó en la zona campeonato, logrando el objetivo de mantener la categoría.
“Fue una falta de motivación por parte nuestra por el hecho de haber mantenido la categoría porque los duelos por cruces de Copa Argentina frente a Madryn se ganaron y luego a Central que se jugó para ganar. Nos faltó transmitir esa motivación a los jugadores de llegar bien arriba”, sostuvo.


‘‘Ahora volvemos a tener revancha y vamos a intentar recuperar esa concentración y el hambre por ganar que nos dio un resultados”, sumó.
Lo cierto es que Sol de Mayo siempre generó chances, aunque le faltó definición en un torneo y una instancia donde los rivalesno perdonan. “Fue un poco de todo. La mala fortuna y la falta de efectividad nos pasaron factura para lograr definir algunos partidos que hubieran cambiado las chances en la segunda fase”, afirmó Valdebenito.
Este parate de dos semanas fue un alivio para Sol de Mayo. Es que la enfermería estuvo completa en los últimos partidos y quedó evidenciado en la derrota ante Alvarado en casa (3-1) donde más de la mitad del equipo eran suplentes.


“Es que tuvimos un mes atípico para nosotros, porque tuvimos que meter más de 7.000 kilómetros en un mes y en tan poco tiempo varios partidos. Fue un desgaste físico importante que nos dejó varios soldados lesionados. Ahora nos vino muy bien estas dos semanas para recuperar jugadores”, dijo el entrenador.
El duelo frente a Unión de Sunchales se disputará mañana a partir de las 15:30 en el estadio viedmense. Será el primer chico donde el Albiceleste intentará sacar una buena diferencia para luego disputar la revancha en tierras santafesinas con chances de clasificación y retomar la ilusión por el ascenso.


Comentarios


Sol de Mayo está preparado para el primer cruce