Solá admitió la posible existencia de “algún caso” de tormentos a presos



LA PLATA (DyN).- El gobernador bonaerense, Felipe Solá, admitió ayer que en las cárceles provinciales puede haber “algún caso” de que “haya sido torturado alguien psicológica o físicamente”, pero negó enfáticamente la existencia de “un plan de exterminio”, como denunció la Comisión Provincial por la Memoria.

Solá hizo estas afirmaciones al refutar nuevamente a la Comisión, que entregó a la Suprema Corte de Justicia bonaerense un informe sobre hacinamiento y presuntas torturas en las cárceles de la provincia. En un nuevo capítulo de la polémica, Solá, en declaraciones a los periodistas acreditados en la Casa de Gobierno, en La Plata, dijo textualmente: “Lo que me molesta no es que en algún caso haya sido torturado alguien psicológica o físicamente, que puede ser, lo que me molesta es que se piense que eso es sistemático y que haya un plan de exterminio, eso me parece terrible”.

“Por eso dije que equivocaron totalmente las palabras y el sentido de lo que querían decir; no existe ningún plan sistemático de exterminio, eso es una locura; sí puede haber exceso en algún lugar o inconductas en alguno de los 38 penales”, indicó el gobernador.

El mandatario admitió también una superpoblación de presos, a la que reconoció como “la madre de casi todos los problemas”, pero, dijo, “si tuviéramos más lugar para que los internos pudieran trabajar, mejoraría la situación”.

En su embestida a la Comisión por la Memoria, el gobernador acusó a la entidad de “actuar siempre en base a las denuncias, nunca en base a las soluciones”.

Seguidamente explicó que el hacinamiento en las prisiones se produjo desde marzo de 2000, cuando se modificó el Código Procesal provincial, “que aumentó las posibilidades de no excarcelar que tiene un juez, y porque existe una tendencia a encarcelar por parte de los jueces vinculada con la ferocidad de los delincuentes y también con la presión popular que ha elevado la tasa de encarcelamiento”.

“Hay ciudadanos encarcelados que van a ser sobreseídos, ocupando con gran injusticia para ellos mismos un lugar en el que tendría que estar alguien peligroso”, dijo.


Comentarios


Solá admitió la posible existencia de "algún caso" de tormentos a presos