Solá se acerca y negocia con Macri

El peronista disidente dijo que el jefe de Gobierno es "un tipo maduro" y con "sana ambición".



#

El ex gobernador de Buenos Aires iría con Jorge Macri en la misma lista.

BUENOS AIRES.- El diputado justicialista disidente Felipe Solá ratificó ayer su acercamiento político al jefe de Gobierno porteño, Mauricio Macri, al señalar que el titular de PRO “es un tipo maduro” al que ve “con una sana ambición” y admitió que negocia un acuerdo con el dirigente bonaerense Jorge Macri, que podría derivar en ir “juntos” en las listas de candidatos.

“Hablé con Mauricio Macri y con (el también peronista disidente Francisco) De Narváez. Me parece que Macri no va a jugar en la provincia fuertemente, pero su primo (Jorge Macri) se lleva muy bien conmigo, y la verdad que puede ocurrir que vayamos juntos”, señaló el ex gobernador bonaerense a radio Mitre.

Ayer, el jefe de gobierno porteño había reconocido que las conversaciones con Solá y De Narváez están por ahora en las “preliminares”.

Sin equivalente

Sin embargo, el acuerdo en elaboración en la provincia de Buenos Aires no encuentra equivalente en la Capital Federal, por cuanto no existe una fuerza política identificada con Solá con atractivo electoral para el macrismo.

“En lo personal no conozco a nadie (de PRO) que mantenga ese tipo de negociaciones y no sé qué fuerza tiene Felipe Solá en la Capital Federal”, subestimó el diputado porteño de PRO, el peronista Cristian Ritondo.

En cambio, el legislador de la Ciudad ratificó el interés en “apoyar el trabajo de Francisco (De Narváez)” en la provincia.

Entre tanto, Felipe Solá se cuidó de advertir que “esto recién empieza”.

“Yo tengo que caminar, mi ubicación en este momento no es sencilla”, dijo sobre sus posibilidades electorales.

Según Solá, “en el primer cordón de Buenos Aires, Macri tiene mediciones importantes en las encuestas, pero todavía no me senté a hablar en serio de varias cosas: de política, de discurso”.

Cuando se le preguntó si habría alguna posibilidad de acercarse al ex presidente y titular del PJ, Néstor Kirchner, Solá respondió en forma terminante: “No”.

En ese sentido, precisó que “hay una gran cantidad de kirchneristas que han dejado de serlo. No pienso en hombres políticos, sino en el pueblo: los que lo votaron, se entusiasmaron durante algunos años con el crecimiento y con algunas políticas de Kirchner”.

“Después vieron que se rifaba eso, y se quedaron desilusionados, sobre todo cuando se llevó al extremo una posición supuestamente ideológica, arriesgando por una especie de capricho (la relación con el campo). Esa gente hoy no tiene claramente a quién votar en la provincia de Buenos Aires, prosiguió.

Otra postura ante De Narváez

El giro de Solá muestra un cambio en sus posturas iniciales, en especial en la reanudación de su diálogo con De Narváez, de quien el año pasado había dicho en tono crítico que “no tiene ninguna actividad” como diputado.


Comentarios


Solá se acerca y negocia con Macri