Sólo promesas de buen fútbol en Arroyito

Aburrido empate entre Central y Estudiantes.

En la previa pintaba para mucho más, no obstante terminaron aburriendo a todos. Rosario Central y Estudiantes igualaron 1-1 en un discreto partido y así comenzaron a despedirse sin pena ni gloria del Apertura.

El equipo de Jorge Burruchaga fue algo más en el primer tiempo aunque extrañó a sus dos arietes de punta: José Luis Calderón y Mariano Pavone, por lo que careció de fuerza en el área rival.

En tanto, los dirigidos por el legendario Angel Tulio Zoff levantaron en la parte final en la que Emiliano Papa y Emiliano Vecchio se amigaron con la pelota, pero durante la mayor parte del trámite se jugó bajo una marcada paridad y una chatura llamativa.

Hubo que esperar media hora de intrascendencia para que llegara la primera emoción de la noche. Rivarola le cometió una falta a Sosa, vino el tiro libre del volante albirrojo y Ortiz, de palomita la clavó junto al palo izquierdo de Ojeda.

Habían pasado dos minutos cuando llegó el empate local.

Hicieron un saque lateral para Rivarola sin marcas, el lateral dio unos pasos y sacó un zurdazo cruzado de 35 metros que venció totalmente a Herrera, quien tardó una eternidad en reaccionar.

El complemento pareció traer renovados bríos en ambos equipos, pero rápidamente se transformó en una fugaz ilusión. Hasta el final no hubo nada digno de mención, la inoperancia ofensiva de ambos reinó por completo. (DyN)


Comentarios


Sólo promesas de buen fútbol en Arroyito