Sólo queda un lugar

Argentinos, el ‘Depo’ y Círculo, a falta de una fecha, luchan por entrar a la ‘semi’.



A falta de una fecha para el final de la fase regular, sólo resta definir un cupo para las semifinales, que comenzarán a moldear al futuro campeón. Uno de los clasificados en el Oeste es Cipolletti. Ayer viajó hasta Roca para enfrentar al ‘Depo’ en el clásico, que terminó en un pobre 0 a 0. Los eternos rivales se repartieron un tiempo para cada uno. En el primero el protagonista fue el albinegro, mientras que en la etapa final los ‘naranjas’ tuvieron algunas chances de abrir el marcador. El ‘Depo’ con el empate, quedó tercero en la tabla del Este y para la próxima fecha espera una mano de Saltense ante Argentinos, que por el momento es el segundo de la zona y por ahora está en la ‘semi’. El ‘carcelero’ sufrió para alcanzar el empate (1-1) ante Alto Valle. El equipo de Mario Neri respiró recién cuando Salvo marcó la igualdad mediante un penal. El punto le sirvió a Argentinos para alcanzar la segunda colocación porque Círculo Italiano no pudo con el líder del Este, Unión y cayó por 4 a 2. Los reginenses buscaron el partido con insistencia pero el contragolpe de los ‘magos’ funcionó a la perfección y en el complemento lo liquidó.

Pillmatun ganó y clasificó

No podría haber sido otro que Nicolás Paredes el que haya conseguido el agónico gol que metió a Pillmatun en la ‘semi’. La Academia no jugó bien, pero le alcanzó la presencia del goleador del torneo para vencer al complicado Obrero Dique. El encuentro se jugó a dientes apretados, con poco fútbol y demasiados pelotazos. La consecuencia, escasas situaciones de gol. En una de las pocas, cuando faltaban diez, el implacable Paredes empujó al gol una pelota sin dueño para asegurar la clasificación y llegar a los 19 tantos. Recién ahí reaccionó Obrero Dique, que lo arrinconó, pero no encontró los caminos correctos. En Cinco Saltos Experimental consiguió su primera victoria en el torneo al vencer a San Pablo por 3 a 2. El “Expe” lo comenzó ganando pero San Pablo lo dio vuelta y se fue 2 a 1 arriba al descanso. A partir de allí fue todo del local que con tantos de Apablaza de tiro libre y de Remírez se quedó con su primera alegría En Catriel, la Unión Deportiva y Saltense empataron 1 a 1, un resultado que refleja con justeza lo que sucedió en el partido, a pesar de que al comienzo, el local se mostró con más ambiciones

Ganó un partidazo y le puso emoción

VIEDMA (AV).- Sol de Mayo le ganó a San Lorenzo de barrio Lindo por 3 a 2, en un partidazo, y le puso emoción al torneo de la Liga Rionegrina. El grupo que persigue a los “santos”, que aún se mantienen como líderes a pesar de ceder 6 puntos en sus últimas dos presentaciones, tuvo resultados dispares pero todos quedaron muy apretados en la tabla de posiciones. Deportivo Patagones dio cuenta de Guardia Mitre por 4 a 0, en tanto que Jorge Newbery y Santo igualaron 2 a 2. Por su parte Villa Congreso y Lavalle empataron 1 a 1 y en la pelea por salir del fondo de la tabla Libertad derrotó a Fátima por 4 a 1. En su cancha, Sol festejó en el final después de un vibrante encuentro. Desde los primeros minutos la visita generó mucho peligro y pudo abrir el marcador a los 20 con un gran tiro libre de José Martínez. A los 39 la visita aumentó con una impecable definición de Zarzoza. Pero en el complemento Sol salió más decidido, sufrió atrás en los primeros minutos pero después dominó. A los 13 llegó el descuento con un remate cruzado de Eduardo González, pero dos minutos más tarde perdió a Gonzalo Sánz por expulsión. Sin embargo, no se notó la desventaja numérica y los “albicelestes” inclinaron la cancha hacía el arco de Cristian Caballero. El ingreso de Roberto Banegas, a los 15, fue crucial porque fue el eje de su equipo y el autor del empate con un preciso cabezazo a los 19. Después de arrimar mucho peligro el local selló la victoria a los 46 con otro cabezazo impecable de Facundo Tromer. La posiciones quedaron así: San Lorenzo, 16; Sol y Newbery, 15; Patagones, 14; Santo, 12; Lavalle, 8; Villa Congreso, Libertad y Guardia Mitre, 7; y Fátima, 3.


Comentarios


Sólo queda un lugar