Sólo teoría



A esta altura de las circunstancias la fruticultura necesita soluciones concretas y no más teoría ni reuniones inconducentes.

El debate puesto en marcha en la Mesa de Concertación prometía ser fructífero, pero derivó en una alternativa que no será solución para nadie. En todo caso sólo servirá como excusa para que un sector reclame asistencia a partir de una simple ecuación: si lo que se cobra por la fruta está por debajo del costo de referencia, esa diferencia se la reclamarán al Estado.

Productores y empacadores coinciden en un punto: la ley no genera obligaciones. Lo cierto es que con costo referencial o sin él, con o sin ley, las cosas en la fruticultura seguirán igual. Mientras, el que manda es el mercado.


Comentarios


Sólo teoría