Sólo un bacheo para la destrozada ruta "Chica"

Las reparaciones obedecen al pésimo estado de esta vía alternativa para todo el Alto Valle, que precisa de urgentes inversiones de fondo. El riesgo de accidentes




CIPOLLETTI (AC).- Kilos y kilos de material están colocando los trabajadores de Viarse para tapar los enormes pozos de la ruta 65 ("chica"), entre Allen y Cipolletti. Una vez más, la única respuesta para esta destrozada vía alternativa en la región es el simple bacheo.

Los operarios comenzaron a trabajar hace unos días. Ayer se encontraban entre Fernández Oro y el barrio cipoleño Puente 83.

La tarea se hacía lenta, puesto que por cada 100 metros tenían que tapar decenas de sectores destruidos que se formaron tras meses y meses de dejadez y abandono.

"Río Negro" dio a conocer hace un par de semanas los riesgos que significa transitar por esta ruta, no sólo entre Cipolletti y Allen, sino hasta llegar a Roca.

Además de los tramos rotos, las ondulaciones y todo tipo de imperfecciones, se ven animales sueltos o muertos y falta señalización de todo tipo, y por todos lados. Algunos carteles desaparecieron, otros -necesarios por tratarse de lugares de riesgo- nunca los colocaron, y hay también algunos que están a punto de derrumbarse.

El peligro es enorme. Así y todo, diariamente cientos de valletanos optan por este camino alternativo a la ruta nacional 22. En algunos casos, por tratarse de una vía más rápida (como por ejemplo para quienes viven en Allen, puesto que el ingreso está más cerca que el de la 22) o bien para los productores.

Después de la publicación realizada por este diario, los responsables de mantener la ruta en condiciones lejos estuvieron de encarar en forma inmediata las reparaciones y de implementar un control mayor. Es más: en esos días hasta hubo un accidente de tránsito como consecuencia de los animales sueltos.

Recién la semana pasada se empezaron a ver los primeros indicios de arreglos, que en realidad, son los "parches de siempre", como se quejó un usuario.

Si bien el bacheo amortigua los golpes y disminuye un poco los riesgos de roturas de vehículos, no es la solución. La ruta requiere desde hace años una repavimenta

ción, al menos en algunos tramos en los que ya se hace imposible transitar.

"Ahora tapan un poco, pero con las primeras lluvias volvemos a tener los mismos pozones de siempre", dijo un automovilista que utiliza en forma cotidiana esta vía.

Un camión cargado con material está recorriendo la ruta por estos días para efectuar las reparaciones.

Desde allí, con ayuda de palas, los trabajadores van tratando de cubrir los tramos rotos.

"En algunos lugares pusieron tanta mezcla que en vez de pozos ahora hay mini-lomos de burro", criticó una mujer. "Por lo menos, algo hay", agregó otro usuario.

Si ahora la ruta 65 es transitada, a medida que avanza la temporada frutícola lo es mucho más.

Se suman a los riesgos los camiones cargados -o mal cargados- con cajones de fruta y los tractores.


Comentarios


Sólo un bacheo para la destrozada ruta «Chica»