Sólo un expendedor



NEUQUÉN (AN).- A la lista de quejas por la metodología empleada para el reabastecimiento de combustible de los vehículos policiales, los efectivos sumaron otro: que sólo uno de los playeros estuviera destinado a atender la demanda de fuerza de seguridad. Naturalmente, ese fue otro factor que derivaba en la virtual paralización del suministro, ya que como se sabe demanda el canje de los vales de cada carga.

Claro, para colmo, la jornada de la víspera fue bastante calurosa por lo que los efectivos, mientras esperaban el turno, optaban por buscar la sombra de los árboles de las calles vecinas.

Para los conductores particulares el hecho de ver la estación llena de policías y patrulleros resultaba extraña.


Comentarios


Sólo un expendedor