Sommariva ahora dice que el campo lo compró su mujer

Existe un contradocumento reservado.




Noticias Diarias
>
Recibí las noticias
que te interesan
NEWSLETTER

NEUQUEN (AN).- El juez Jorge Sommariva sospecha que la investigación iniciada por este diario "puede provenir de un grupo interno del Poder Judicial".

"No tengo ninguna certeza pero tengo algunos indicios que avalan esta sospecha", agregó ayer el magistrado en declaraciones periodísticas.

Sommariva vinculó su teoría a las opiniones diferentes que existen dentro del Poder Judicial respecto de un proyecto de reforma del Código Procesal enviado a la Legislatura. Y el juez está señalado como "antirreformista" porque no comparte esa iniciativa impulsada por "un grupo de funcionarios muy inteligentes y muy estudiosos, según dijo ayer.

"Soy ultrarreformista" enfatizó el juez, pero aclaró que la iniciativa debe ser mejorada "porque tiene una gran desigualdad entre fiscales y defensores". El juez opinó que "está bien investigar los delitos, pero hay que garantizar los derechos del investigado".

Respecto del debate de reformistas versus antirreformistas, Sommariva dijo que si llega a ocupar un cargo en el Tribunal Superior de Justicia "se van a llevar una altísima sorpresa".

El juez también relacionó una crítica del ex juez Roberto Savariano, a propósito de las ternas, formulada a través de una carta de lectores publicada por este diario.

La interna por la reforma del Código de Procedimientos en materia penal y la crítica de Savariano "me parece que son indicios que están originados en connivencia con el diario para atacar a los ternados", concluyó Sommariva.

NEUQUEN (AN).- El juez Jorge Sommariva dijo ayer que el campo Las Breñas, ubicado en el paraje Pilo Lil, lo compró su concubina, Emilce Muñoz de la Rosa, actual funcionaria del Poder Judicial Federal y la mujer con la que convive desde hace 40 años.

Sommariva concedió entrevistas ayer a la radio LU-5 y a Canal 7 e incorporó una nueva explicación a la serie brindada en las últimas horas.

En declaraciones que ahora desmiente, el juez le dijo a un periodista de "Río Negro" el martes 6 de enero que el campo era suyo y que había sido comprado con testaferros. Luego de un silencio de 24 horas, el magistrado se entrevistó el viernes con el vicegobernador Federico Brollo y dio a conocer dos versiones. Antes de ingresar a la reunión con la máxima autoridad del Poder Legislativo dijo que el campo "es de la familia pero no es mío, para nada", y tras el encuentro con Brollo afirmó que las tierras "no son mías".

"La que compró es la doctora Emilce Muñoz de la Rosa que es mi compañera hace 40 años y estaba en pleno ejercicio de su profesión de abogada. Era una exitosa abogada en esa época", fue la última explicación brindada ayer por Sommariva en entrevistas concedidas a los aludidos medios de difusión.

El juez es candidato del oficialismo a ocupar una de las tres vacantes que existen en el Tribunal Superior de Justicia (TSJ), pero el camino hacia la corte neuquina se complicó por una investigación difundida por este diario que divulgó detalles de una operación inmobiliaria realizada con testaferros, porque el magistrado tenía inhibiciones para poder materializarla.

El juez sospecha de una interna judicial

El juez admitió ayer que la ley 1306 prohíbe a funcionarios de los tres poderes del estado comprar tierras fiscales. "Mi mujer y cualquiera que no sea funcionario de la provincia o nacional o municipal puede comprar perfectamente", añadió.

En las entrevistas de ayer, Sommariva divulgó un detalle interesante respecto de un tema central, el de los testaferros. Admitió que la operación de compra del campo Las Breñas, incluyó la firma de un contradocumento de caracter privado entre los cuatro socios intervinientes para dejar constancia la participación de cada uno de ellos en el negocio inmobiliario.

La existencia de ese documento explicaría el motivo por el cual Raúl Podestá, actual intendente de Zapala, y Hugo Miguel Servera figuran como compradores de las más de 6.000 hectáreas

"Nosotros tenemos un convenio privado absolutamente legítimo, mi mujer y los otros (compradores), donde reconocen que aparte de comprar para ellos están comprando como gestores de negocios para quien compran", expresó el juez ayer a Canal 7.

Podestá y Servera podían figurar en la operación porque no tenían vínculo laboral con la administración pública provincial, cuando se compró el campo en 1992, según pre

Nota asociada: Los candidatos, camino a la sesión secreta Las Breñas se ofrece al turismo nacional e internacional  

Nota asociada: Los candidatos, camino a la sesión secreta Las Breñas se ofrece al turismo nacional e internacional


Comentarios


Sommariva ahora dice que el campo lo compró su mujer