“Somos la oveja negra del mundo”

Duhalde abrió el paraguas al partir rumbo a Europa



El presidente Duhalde aseguró ayer antes de partir rumbo a Europa que la Argentina es “como la oveja negra del mundo” por haber declarado la cesación de pagos de su deuda y volvió a pedir el apoyo de los legisladores para alcanzar un acuerdo con los organismos internacionales de crédito.

“Antes de irme les he pedido a los legisladores que hagan un gran esfuerzo. Argentina debe tener leyes compatibles con el resto del mundo, eso es lo que nos están solicitando”, afirmó Duhalde, en un mensaje pronunciado antes de partir rumbo a España e Italia y de que el Senado sacara la modificación a la ley de Quiebras

Duhalde sostuvo que su gira por el viejo continente de una semana se hace “en momentos decisivos para nuestro país” y remarcó que el objetivo principal es lograr una “mayor integración productiva con los países europeos”.

Las palabras del jefe de Estado, grabadas frente a canales de televisión en la Residencia de Olivos, fueron transmitidas en horas de tarde.

Duhalde participará de la Segunda Cumbre de América Latina y la Unión Europea, que tendrá lugar el viernes en Madrid, y mantendrá reuniones claves con el presidente español, José María Aznar, y con el primer ministro italiano, Silvio Berlusconi, para asegurar la permanencia de las empresas de dichos países en la Argentina.

El jefe de Estado también se reunirá con sus colegas del Mercosur y, durante una breve visita a Roma, se entrevistará con su par italiano, Carlo Ciampi, y participará de encuentros con empresarios italianos y el titular de la Organización para la Alimentación (FAO).

El objetivo central de la primera gira europea que realizará como presidente es buscar el respaldo de los líderes del Viejo Continente que permita destrabar la esperada ayuda financiera del FMI y del Banco Mundial.

“El presidente no va a pedir el dinero, reafirmará la vocación de integrar la Argentina al mundo y tener un programa económico sustentable”, indicó el vocero presidencial, Eduardo Amadeo, en un intento por bajar las expectativas del viaje. (DYN)

Se fortalece la imagen de Lavagna

Tras meses de fracasos, el presidente Duhalde, parece haber encontrado en su último ministro de Economía, Roberto Lavagna, una figura creíble y con antecedentes para lograr el apoyo de los organismos internacionales, dijeron ayer diversos analistas y empresarios.

Cuando llegó al Ministerio de Economía en abril, en medio de un nuevo coletazo de la crisis, tanto analistas como empresarios pensaban que Lavagna tendría sólo un paso gris y efímero. Era visto como un experto en comercio pero sin la experiencia para sacar adelante a un país con una economía paralizada y una fuerte crisis política y social.

A tres semanas de asumir la conducción económica, y pese a que no tomó aún grandes decisiones, Lavagna logró que hasta los más enconados opositores del gobierno lo calificaran de persona prudente y realista. La misma percepción transmitió la semana pasada el subsecretario del Tesoro estadounidense, John Taylor, quien dijo que Lavagna “ha sido razonable intentando ser realista y ha tratado los problemas en forma ordenada”.

“Para la gente común Lavagna es uno más. El ciudadano lo único que quiere es que le devuelvan su dinero. Pero en términos institucionales lo veo respetado. Es una persona potable para los empresarios y los políticos”, dijo el analista Roberto Starke, de Analogías Research International.

El ministro, ex embajador de Argentina ante la Unión Europea y los organismos internacionales con sede en Ginebra, cuenta con antecedentes de coherencia: en 1987 decidió abandonar el gobierno de Alfonsín por lo que calificó como un “festival” de emisiones de bonos sin respaldo. Sin embargo, también hay quien objeta a Lavagna porque que tiene un equipo de colaboradores técnicamente débil.

El ministro de Economía, ex investigador de Harvard con un posgrado en Econometría en la Universidad de Bruselas, se impuso para su gestión cuatro objetivos: normalizar el casi insolvente sistema financiero, reformar leyes cuestionadas por organismos internacionales por afectar la seguridad inversora, acordar un nuevo esquema de reparto de impuestos con las provincias argentinas y llegar a un acuerdo con los organismos internacionales para reanudar las relaciones con Argentina. (Reuters)


Comentarios


"Somos la oveja negra del mundo"